www.portalparados.es

Nº Parados 13/12/2018

SEPE
3252867
EPA
3490100

Nº Parados 13/12/2018

SEPE
3252867
EPA
3490100
cursosbanner
En esta columna de Los Lunes al Sol, la periodista María Díaz recuerda hoy la tragedia que viven miles de personas en la zona conocida como "el cuerno de África" con una crisis de hambruna que no nos puede ser ajena aunque nos parezca que es un lugar lejano y que nosotros tenemos nuestros propios problemas. Desde luego, no nos podemos consolar con el mal de otros pero no podemos perder la sensibilidad hacia el resto de seres humanos.

Más cornadas da el hambre

En esta columna de Los Lunes al Sol, la periodista María Díaz recuerda hoy la tragedia que viven miles de personas en la zona conocida como "el cuerno de África" con una crisis de hambruna que no nos puede ser ajena aunque nos parezca que es un lugar lejano y que nosotros tenemos nuestros propios problemas. Desde luego, no nos podemos consolar con el mal de otros pero no podemos perder la sensibilidad hacia el resto de seres humanos.  

A mí, más que mirar me gusta ver. No le encuentro sentido al verbo si no tiene una finalidad merecible. A ninguno. Más que tocar me gusta sentir; más que oir me gusta escuchar…Algo siempre viene de vuelta cuando las acciones caminan hacia algún sitio. Un algo que siempre te sorprende. A veces para bien…otras, no tanto.



Rechinan en todos mis sentidos estos días el asunto de Somalia y Kenia. Comprobar que hay gente peor que yo no sólo no me consuela si no que me preocupa. Cómo podemos llamarnos seres humanos y dejar que la miseria anule las posibilidades de vida de otros. Ni lejos, ni cerca. Personas. Personas a quienes se les niegan todos sus derechos en el momento mismo de nacer. Culturas que esquilmamos en su momento y hacia los que ahora no queremos mirar. Aniquilar es tan fácil como no mover un dedo.

Y entonces lloro. Lo confieso. Y no me duelen prendas. Colaboro en lo que puedo con algunas Ongs y a veces, me paro a charlar con los chavales que intentan conseguir más “suscriptores” para sus iniciativas. Cada vez más desolador, me confiesan. Y no te queda mas que encogerte de hombros porque tu ya das todo lo que puedes. Pero ¿lo hace todo el mundo?

No entendimos la guerra del 0´7% porque abrimos un grifo en casa y, por lo general, sale agua. Le damos a un interruptor y se hace la luz y vamos al supermercado y, aunque sea a base de ofertas y de repetir el menú, subsistimos. La miseria es otra cosa. La miseria es la negación de la opción posible, la nada, un presente sin futuro.

Escuchaba el otro día a un reportero que contaba cómo las familias que huían de Somalia habían decidido dejar en el camino a los hijos más débiles sabedores de que no alcanzarían la meta. ¿No les crujen los sentimientos? ¿No les tiemblan las piernas? Y otro reportero, en una emisora de radio, apuntaba que esa meta que les recibe carga con más hambruna que la que nunca vieron quienes llegan. ¿Caminamos hacia un mundo peor? ¿Podemos soñar en algo? ¿qué hacemos con la utopía?


María Díaz
Periodista
www.mariadiaz.eu

 


Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner