www.portalparados.es

Nº Parados 18/12/2018

SEPE
3252867
EPA
3490100

Nº Parados 18/12/2018

SEPE
3252867
EPA
3490100
cursosbanner

Tras los resultados de las últimas elecciones municipales y autonómicas, está claro que estamos en un periodo de cambio en nuestras instituciones que seguramente alcanzará al Palacio de la Moncloa en las próximas elecciones generales, ya sea en marzo del año próximo o un poco antes si los socialistas no logran aguantar el tirón. Esos resultados se han producido tras una campaña marcada por la #spanishrevolution o el movimiento del 15M que de ambas formas, se ha denominado. Muchos ciudadanos pusieron su esperanza en que esa movilización provocase un cambio que fuese más allá de si nos gobieran unos u otros.  

En primer lugar, me vais a permitir que me refiera a algún comentario, realizado por algunos en mi anterior artículo de opinión en el que me decíais que no sabíais porqué continuábamos hablando del movimiento de ciudadanos que se han acampado en muchas ciudades españolas. Incluso alguno apuntó que esa postura se alejaba de la esencia de esta web.



Permitidme que discrepe de ambas afirmaciones. En primer lugar, portalparados es una web que nace con el objetivo de informar a aquellos que estén buscando empleo en cada momento pero también ha querido convertirse en un lugar de encuentro y reflexión para este colectivo con el objetivo de compartir inquietudes, denuncias y opiniones. Alguno de vosotros lo plasmáis en el foro o en los comentarios de las noticias que vamos publicando. Otros incluso han escrito artículos de opinión en este blog. Por lo tanto, eso también está en la esencia de la web, salvo que nos estéis indicando que nosotros no podemos participar de esos debates.

Nuestra intención no es manipular a nadie, procuramos realizar un ejercicio periodístico que ya han olvidado muchísimos medios de comunicación y que consiste en no mezclar la información y la opinión. Cuando vemos determinados telediarios que no ofrecen sólo noticias sino que aportan sus opiniones, nos da la sensación que eso no era lo que en su momento, nos enseñaron en la Facultad de Ciencias de la Información pero bueno, tienen también nuestro respeto.

Ahora bien, siempre tenéis la libertad de expresar vuestra discrepancia que es muy sano e incluso de no leer el artículo si no os parece una opinión relevante ni digna de que perdáis unos pocos minutos en él.

Por otro lado, en nuestra ensencia sí está la independencia, no tenemos vinculación con ninguna formación política y aquellos que nos siguen desde hace tiempo habrán comprobado que hemos sido críticos con el gobierno siempre y con aquellos políticos, sean del signo que sean, que han metido la pata o la mano en la caja. Sin embargo, la independencia nunca puede ser sinónimo de indiferencia. Y no podíamos ser indiferentes a un movimiento que sacó a la calle a miles de ciudadanos en toda España.

Es curioso que algunos opinen, y así nos lo manifiestan en correos electrónicos, que no nos hemos involucrado lo suficiente en la spanishrevolution y otros consideren que les hemos dado demasiada cancha. Quizás signifique que nos hemos situado en el termino medio que es donde nos gusta estar.

A este respecto, como decía Jorge Valdano tras su reciente destitución en el Real Madrid, nosotros no nos hemos movido, seguimos en la misma postura de siempre. Si desde hace meses, o incluso años, echábamos en falta que la sociedad española reaccionase ante la situación de crisis, no podemos criticar cuando esa reacción se produce. Me temo que hay muchos medios de comunicación que antes defendían lo mismo que nosotros, y ahora han cambiado su camino por los intereses que sean.

Ya os comenté en un artículo anterior, las artimañas que iban a emplear unos y otros para desactivar el 15M y ha salido casi calcado. Los unos han tratado de apropiarse del movimiento, hacer ver a sus votantes que están muy cercanos a esas demandas, incluso IU ha llegado a presentar un recurso ante la prohibición de la acampada el fin de semana cuando nadie se lo había pedido pero con una clara intención electoralista. Los otros, mientras tanto, no han dejado de criticar absolutamente todo, incluso aludiendo a que los acampados habían sido entrenados por ETA o que eran unos antisistema peligrosísimos que querían la anarquía.

Cada cual que se quede con la opinión que crea más conveniente pero he querido ilustrar mi columna con la intervención esta misma semana de uno de los sabios que tiene este país, Eduardo Punset que animó a los acampados en Oviedo. Aquellos que recuerden las incursiones del científico en política, sabrán que su trayectoria no es precisamente afín a la del actual gobierno. Creo que eso demuestra que hay personas de otras ideologías que apoyan una reacción social en nuestro país que vaya más allá de si gobiernan unos u otros.

Lo que si está claro es que todas esas maniobras oscuras de unos y otros han provocado que el 15M pierda fuelle esta semana. Dejar esa demanda en algo marginal sólo beneficia a quienes están intentándoselo cargar por un procedimiento u otro.

En este país, parece que sólo nos fiamos de aquellas asociaciones que están vinculadas de un modo u otro a un partido. Por eso, quizás hemos tendido a pensar que esa acampada tenía un interés oscuro, un interés que al principio, se dijo absurdamente que beneficiaba al gobierno socialista que supuestamente estaba detrás de la iniciativa. Algunos incluso hoy lo dan por hecho, al tiempo que algunos simpatizantes socialistas reprochan a los acampados la victoria del PP. En fín, lo de siempre que se resume en la frase “si no estás conmigo, estás contra mí”.

De esa forma, el problema no es el bipartidismo, el problema es un sistema que permite que los partidos hagan y deshagan a su antojo, sin contar con los ciudadanos salvo para el día de las elecciones, un sistema que es tolerante de la corrupción, que no permite la participación activa de los ciudadanos en las decisiones, etc

El temor es que acabar con ese movimiento nos volverá a dejar en el letargo de una ciudadanía que sólo se moviliza por el fútbol o el botellón. Nos volverá a situar en una democracia en la que los ciudadanos sólo tienen la palabra cada cuatro años y luego no pintan absolutamente nada para los partidos.


Tras las elecciones

Enlazo esta afirmación con lo ocurrido tras las elecciones. Yo no he visto, a pesar de las acampadas, una mayor falta de respeto al electorado que después del 22M. Por un lado, resulta curioso que los simpatizantes del PP corearan aquello de “esto es democracia y no lo de Sol”. La pregunta que me asalta es ¿democracia consiste sólo en votar cada cuatro años? Yo creo que no debería ser así, la democracia también es salir a la calle, tener la posibilidad de salir a la calle, de expresar nuestras opiniones libremente. Eso también es democracia porque lo contrario es una dictadura que podemos ir cambiando cada cuatro años, sencillamente.

Pero no fue la única falta de respeto. El Presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero acachó el derrumbe socialista a la crisis económica como si la cosa, una vez más, no fuera con ellos. Dijo comprender el sentimiento de muchos ciudadanos pero dió la impresión de no haberse enterado del mensaje. El problema puede ser la crisis pero sobre todo, la mala gestión de esa situación que ha hecho su ejecutivo. No enterarse de ello, o no quererse enterar, es un muy mal síntoma incluso para un partido en el que nadie ha dimitido por el mal resultado electoral, una muestra más de lo mucho que les gusta a nuestros políticos apalancarse en un sillón.

Y como tengo para todos, también me voy a referir a otro dirigente de IU que estuvo sembrado la noche electoral. Se trata del secretario político del PCA de Sevilla, Juan de Dios Villanueva que dijo que “han trabajado demasiado por una ciudadanía cuya cultura democrática deja mucho que desear”. ¿Será posible? Este señor quién será para decir tamaña absurdez que parece concluir que es mejor no dejarnos votar, no vaya a ser que metamos la pata.

Creo que son tres ejemplos que demuestran que una regeneración política es necesaria y tranquilos, que esa regeneración no tiene que ver con que Rajoy esté en Moncloa, al menos no es la intención de la gran parte de quienes apoyan el movimiento.


Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner