spot_img

Aprovechar las oportunidades en los tiempos que corren

//

En los tiempos que corren a esos que tienen la suerte de tener oportunidades que a otros no se le alcanzan son unos afortunados. Y si las desaprovechan, ya me perdonarán, unos gilipollas con todas las letras. El talento hay que trabajarlo y la suerte, aprovecharla. Y si tienes ambos, o sólo uno, y prefieres tirarlo a la basura te mereces el desprecio de todos y cuantos te conocen…y hasta de los que no saben de tu existencia.

El otro día le escuché a un niñato, no tiene otro nombre, que responde al complicado, por no decir otra cosa, nombre de Maverick Viñales que dejaba tirada una carrera de motos en la que debía participar porque se había enfadado con su equipo. Su padre le acompañaba momentos después mientras paseaba por el circuito correspondiente a comerse un “cabreo” al que había dado forma de una manera peculiar. Ya disculparán, pero yo creo que hay momentos en que un guantazo a tiempo es una victoria.

Cuando el niñato llegó al padre con esa pataleta, porque no es otra cosa, porque la máquina que conduce no funciona (no voy a decir que no está a su altura, porque vista la calaña del chaval, a su altura sólo está el parque móvil de un tiovivo) eso es lo que tenía que haber hecho su progenitor: bajarle los humos con una buena bronca. Posiblemente, el problema es que el chico ya está mal educado y a ver ahora quién lo endereza. Así que el mayor de mis desprecios para este individuo que se hace llamar deportista y que no tiene ni fuste ni inteligencia. Ha perdido mi respeto para siempre. Mi imagino que le importará una porra, pero que lo sepa.

Si Fernando Alonso se hubiera puesto así, hace mucho que le hubieran caído críticas a raudales. Pero Alonso sí es alguien con espíritu deportivo y forjado como persona. Y siendo el mejor piloto de Fórmula 1 del momento, se tiene que adaptar a lo que hay: una máquina con defectos que le supone un problema. Pero tira para adelante. Porque ese es su sueño, su talento y su posibilidad. Y porque la gente espera algo de él que incluso Alonso se lo pide a sí mismo: capacidad de lucha y dignidad. Y a lo que se ve, el tal Viñales, anda flojo de ambos. Una pena, porque el mundo del deporte nos está trayendo muchas alegrías a los ciudadanos de un país lleno de penas.

Tantas serán, que el otro día, algún listo promocionador ha recurrido a un pelea ficticia con personajes infantiles para hacer un reclamo laboral. Lo habrán visto en la tele: Hello Kitty y Bob Esponja a “mamporrazo” limpio en la Puerta del Sol por un “haber dónde te pones para ganarte la vida”. Porque, a lo que se ve, el metro cuadrado que elijas para ser pasto de los turistas te aporta más ganancias o menos. Y no están los tiempos para tonterías. Así que dos personajes infantiles, dos ídolos para los niños se prestan al juego de la pelea falsa para que todos los medios de comunicación reparen en ellos y el reconozcan su existencia. No sé, se me ocurre que la dignidad del trabajador debería ir por otro lado…pero entiendo que cuando hay familias que mantener, la publicidad es la publicidad. Si ellos pudieran, serían motoristas de élite, pero no tuvieron esa suerte aunque quizá sí dispongan de ese talento. No están los tiempos para tonterías, a pesar de que algunos no parezcan saberlo.



María Diaz
Periodista
www.mariadiaz.eu

 

Puedes seguir a Portalparados en FacebookTwitter Google + Linkedin

Elegir un video multimedia

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Déjenos su comentario
Por favor introduzca su nombre aquí

Nuestras RRSS

73,204FansMe gusta
80,559SeguidoresSeguir

últimos artículos

You cannot copy content of this page