www.portalparados.es

Nº Parados 13/11/2018

SEPE
3254703
EPA
3490100

Nº Parados 13/11/2018

SEPE
3254703
EPA
3490100
cursosbanner

Estamos a punto de acercarnos a ese momento del año en el que se vive la Navidad en el que habitualmente se nos vendía la idea de paz, amor y fraternidad entre los seres humanos. Era un momento para la tregua en las distintas guerras aunque esto fuera una completa utopía. Y se supone que debemos olvidar por unos días nuestras rencillas para entretenernos en lo fundamental que es la armonía en nuestras vidas...  

Recuerdo aún un clásico anuncio de refresco que apostaba por la chispa de la vida o aquel otro que vuelve a casa cada navidad. Todo muy bonito, muy idílico, lleno de serpentinas, de luces de colores y de sonrisas.



 

Sin embargo, estas navidades vienen precedidas por imágenes muy distintas. Viene precedida por los sanitarios que luchan en Madrid contra la externalización de la gestión que es un eufemismo para hablar de la gestión privada de hospitales públicos y el mismo colectivo en el resto de España contra los insoportables recortes. Viene precedida por la movilización de todo el mundo judicial contra las tasas que ha aprobado el gobierno. Viene precedida por la protesta de toda la comunidad educativa contra la Ley del señor Wert. O por supuesto, las protestas de muchos orientadores laborales que a finales de año, se van a quedar sin trabajo, dejando huérfanas las oficinas de empleo. En definitiva, todas ellas decisiones que han logrado un milagro: poner de acuerdo a toda la sociedad frente a medidas injustas, ineficaces e improvisadas.

 

Por primera vez, no cala el discurso del gobierno que criminaliza a todo el que protesta. Ya no vale aquellas acusaciones sobre los perroflautas piojosos que salían a la calle porque no tenían otra cosa mejor que hacer. No se puede zanjar el asunto con una soflama sobre peligrosos ultraizquierdistas antisistemas que quieren instaurar una nueva Unión Soviética en Madrid. Médicos, enfermeros, jueces, abogados, profesores, orientadores de todas las ideologías salen a la calle, le dicen al gobierno que de esta manera, no vamos a salir del hoyo. Alguno de estos colectivos no son muy dados a esta clase de reivindicaciones y si salen es porque realmente consideran las medidas, impulsadas por los distintos gobiernos, un peligro real para nuestro bienestar.

 

Lo curioso del caso es que alguno de estos profesionales son caladero habitual de votos del PP y no aquellos otros del Nunca Mais, o del No a la Guerra a los que el gobierno Aznar tachaba de pancarteros. Las actuales protestas no se pueden atribuir exclusivamente a la izquierda social, agrupan a otros muchos grupos que nada tienen que ver con ello.

 

Ya no vale, como ha dicho el ministro Gallardón, justificar ahora las movilizaciones en la pérdida de privilegios por parte de algunos colectivos. Es hasta un insulto a la inteligencia pensar que la gente se eche a la calle por unos cuantos días libres menos o por no percibir la paga de navidad. Como si fuera la primera vez que eso ocurre en nuestro país.

 

La lección con la que deberían quedarse nuestros gobernantes es que no se puede decidir en contra de la gente porque eso termina pagándose. Lo pagó Zapatero, lo pagaron incluso anteriores gobernantes y ahora lo puede pagar Rajoy. El problema es que los anteriores gobiernos lo pagaron en las urnas y en la actualidad, hay un riesgo cierto de explosión social que podría arrasar con todo si no se actúa a tiempo.

 

¿Dónde quedaron los tiempos en los que las reformas educativas, sanitarias, judiciales, etc se debatían con los colectivos afectados? Si se gobierna por el procedimiento del “ordeno y mando”, la única diferencia entre una dictadura y una democracia es que cada cuatro años pasamos por las urnas. Eso es un sentido democrático muy pobre, desde mi punto de vista.

La crisis nos está enseñando cuáles son las prioridades de nuestra clase política. Y si no reaccionan, este clima en la calle que ya resulta irrespirable, amenaza con ir a más si como esperan las previsiones de todo el mundo, menos del gobierno, el año 2013 no va a ser precisamente mejor que éste que ya se acaba.

 

Los políticos dicen, cuando ganan elecciones, que van a gobernar para todos. Ahora muchos ciudadanos tienen la sensación de que lo hacen contra todos.

 

Puedes seguir a Portalparados en FacebookTwitter Google + Linkedin

Elegir un video multimedia

Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner