www.portalparados.es

Nº Parados 16/07/2018

SEPE
3162162
EPA
3796100

Nº Parados 16/07/2018

SEPE
3162162
EPA
3796100
cursosbanner

En nuestro blog, hemos querido hoy  citar un interesante reportaje publicado hace unos días en El Diario de Mallorca en el que un periodista se infiltra en las redes que ofrecen trabajo en la economía sumergida. Al final entra en contacto con otro parado que le indica cómo conseguir trabajo cargando sacos a 4 euros la hora. Desde luego, nos parece muy interesante todo el reportaje pero en el blog recogemos la transcripción que el periodista hace de la conversación con la persona que le ofrece esta posibilidad.  

Muchas veces se tiende a criminalizar al desempleado, al considerarle culpable de lo que muchos llaman economía sumergida, y otros denominarían simplemente supervivencia. Pero este diálogo demuestra que la necesidad obliga a aceptar casi cualquier cosa llegados a un extremo de desesperación. Este es el diálogo que mantiene el períodista con la persona que le puede ofrecer un trabajo en condiciones infrahumanas:



–Me ha dicho Raúl que igual tienes trabajo para mí.
–Fabio: Puedo tener algo para ti, pero no sé para cuántos días. Me han fallado un par de chavales de un equipo, pero todavía tengo que hablar con ellos. ¿Podrías empezar ya esta noche?

–¿Esta noche?
–Sí, con esto acabamos a las diez o a las once de la mañana.

–¿Pero qué tendría que hacer?
–¿No te ha dicho Raúl? Cargamos y descargamos. Tengo varios grupos.

–Vale, vale. ¿Cómo pagáis?
–25 euros por noche. Empezamos a las dos y acabamos a las diez.

–¿Pero me vas a contratar?
–Te voy a pagar.

–Vaya, que ni contrato ni nada.
–¿De qué vas? ¡Contrato! Creí que querías currar. ¡No tengo contrato ni yo! El contrato es conmigo, que digo que te pago y te pago. Si no te vale, olvídalo. Yo ya tengo trabajo.

–Vale, vale, era por saber… por el paro y eso.
–Eso no te va a dar problemas. Solo vas en una furgoneta. Tranquilo. Si quieres, empiezas hoy.

–¿Es aquí, en Palma?
–Eso ya lo verás. Cogemos las cajas en un lado y las repartimos en otros.

–¿Pero cajas de qué? Es que Raúl no me ha explicado nada…
–Joder, cajas de fruta, qué va a ser. Tranquilo, chaval, que no hacemos nada chungo. ¿No querías currar? No te preocupes que no pasa nada. Cogemos cajas en un sitio y las dejamos en otro. Solo transportamos. Punto. Nos pagan y repartimos.

¿Cuento contigo?
–Luego te llamo.

Puedes leer íntegramente el artículo aquí.

 

Recuerda que tú también nos puedes dejar tu artículo contándonos tu experiencia, recogiendo tus críticas o denuncias o simplemente opinando de temas de actualidad que nos afectan a todos, escribiendo a blog@portalparados.es

 


Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner