www.portalparados.es

Nº Parados 22/07/2018

SEPE
3162162
EPA
3796100

Nº Parados 22/07/2018

SEPE
3162162
EPA
3796100
cursosbanner
Como siempre que iniciamos la semana, en su columna "Los lunes al sol" , la periodista María Díaz reflexiona sobre algunos de los temas de actualidad. En esta ocasión le toca el turno a los sindicatos y su papel en la formación de trabajadores, a raíz de unas recientes declaraciones del secretario general de CCOO, Fernández Toxo, y en medio de la polémica que rodea a las centrales por su gestión de las ayudas dirigidas a incrementar la formación de los trabajadores y sus oportunidades de acceder al mercado laboral.

Sindicatos bajo sospecha

Como siempre que iniciamos la semana, en su columna "Los lunes al sol" , la periodista María Díaz reflexiona sobre algunos de los temas de actualidad. En esta ocasión le toca el turno a los sindicatos y su papel en la formación de trabajadores, a raíz de unas recientes declaraciones del secretario general de CCOO, Fernández Toxo, y en medio de la polémica que rodea a las centrales por su gestión de las ayudas dirigidas a incrementar la formación de los trabajadores y sus oportunidades de acceder al mercado laboral.  

Cuando lo leo, al principio, me asusto. Es lo que tienen los titulares abreviados, no sé si por ahorrar palabras (a mí me enseñaron en la facultad que los titulares no debían tener más de 13) o por dar un golpe de sensacionalismo oportuno. Pero, lo confieso, al principio, me asusto.



Al tema: Fernández Toxo asegura: “no me importaría en absoluto que CCOO renunciase a los cursos de formación”. Y claro, me quedo de piedra. Ya lamento que nuestros políticos se hayan convertido en una clase inútil y sospechosa, pero más aún lamento que los sindicatos sean motivo de escándalo. Lo que pasa, es que si se han utilizado malamante los fondos destinados a formación porque se les ha dado otra utilidad, en principio, y a lo que se ve, nada pública, el problema no se arregla suspendiendo la posibilidad de completar la preparación de un trabajador o de un parado…se arregla destinando cada euro a lo que hay destinarlo.

Ya es desgracia que tengamos el nivel de paro que tenemos. Ya es desgracia que los sindicatos hace tiempo que ni están ni se les espera. Pero que jueguen con el dinero que manejan para formación, eso sería, la pera limonera. Un escándalo de aúpa que, al menos yo, no podría perdonar. Pero los cursos son buenos, ayudan a que quien sea tenga más opciones de conseguir un trabajo o de mantenerlo. Ese no es el quid de la cuestión. A mí lo que me preocupa es qué han hecho con ese dinerillo. Vamos, que la solución no está en cargarse los cursos si no a los supuestos “chorizos”.

Pero leo detenidamente la entrevista y veo que en el titular se han comido la palabra “gestionar”. Eso es otra cosa. Si van a estar bajo sospecha, efectivamente, mejor que los cursos los gestione otro. Pero los cursos no pueden ni deben desaparecer. España figuraba hace 2 años a la cola de Europa en formación de trabajadores. Y así, no se avanza. Es más, en este país, lamentablemente, estamos asistiendo con la crisis, a que prácticamente nadie tenga un trabajo ajustado a sus condiciones. Porque o las condiciones son escasas (trabajadores con poca formación, bajo estudios, que, básicamente apostaron por un trabajo poco cualificado, muchos en la construcción) o van sobradas (personas con estudios importantes que no encuentran un puesto de trabajo a su medida y deben optar por entrar en el mercado laboral en puestos de trabajo que no están a la altura de su preparación). Conclusión: frustración y paro. Dos malos términos para hacer evolucionar una vida y un país.

Los sindicatos se han olvidado de eso. Los empresarios y el estado, también. Pero lo de los sindicatos, para mí, es peor, porque nacieron para defender al trabajador y fomentar sus derechos y su prosperidad. Y, si los que deberían dedicarse a ello, están bajo sospecha, el universo del trabajador se hunde. Hace unos años, casi 20 calculo, la quiebra del PSV también afectó al sindicalismo español. Y eso no puede ser. Si a alguien hay que pedirle que, como la mujer del César, no sólo sea honrado, si no que también lo parezca, es a las asociaciones que se cobijan bajo a ese nombre y al que los trabajadores acuden con la intención de hacer valer sus derechos. Es más, confírmenlo si quieren: “Sindicato” es un término que viene del griego y significa “hacer justicia”. Pues a ver si les van a hacer justicia a algunos dirigentes y la cosa va a salir mal parada. Porque ya sería la vergüenza de las vergüenzas.

Cursos de formación, sí. Los que hagan falta. Y los que meten mano en las arcas, a la trena. Si son inocentes, que no tarden tanto en explicarse. Que la cosa huele a fosfatina. Aunque el líder de UGT asegura que las cuentas están auditadas por el Tribunal de Cuentas, la Intervención General del Estado y la UE. Uf¡ Aquí alguien no ha hecho bien los deberes y sería bueno saber cuánto antes qué está pasando.

María Díaz
Periodista
//

Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner