spot_img

No soy parado, soy demandante de empleo

Hasta el 31 de diciembre de 2009 trabajaba para una Fundación del Gobierno de mi Comunidad Autónoma. Era uno de esos, de tantos, a los que en los bares, los amigos le dicen «pero tú estás asegurado». Tantas veces lo llegas a oír que al final dejas de explicar que no, que eso es un mito. Que las Administraciones Públicas están llenas de empresas, fundaciones, institutos y demás inventos administrativos para contratar personal laboral que, en definitiva, tiene las mismas atribuciones que cualquier empleado de una empresa privada.

Y así fue, en este caso, tras un recorte presupuestario del 50% y las alternativas de traslado a otra provincia o despido improcedente. Y no puedo ni quiero quejarme, después de todo. Conozco casos sangrantes en los que los trabajadores están meses sin trabajar, a la espera de la resolución de un juez, sin poder tramitar su inscripción como demandante de empleo en su correspondiente servicio de empleo y sin poder, por añadidura, gestionar su subsidio o prestación.

«No soy un parado, soy demandante de empleo», tanto en su formato blog (http://nosoyunparado.blogspot.com) como en su homónima en Facebook nacen de esa vivencia personal, de una actitud reaccionaria y rebelde hacia el concepto y la idea de «parado». Creo firmemente que el lenguaje construye la realidad que nos rodea. Y yo no soy un parado. Llámalo eufemismo, llámalo negación de la realidad. Yo lo llamo definir me propia realidad. Soy demandante de empleo, buscador de trabajo, pero no estoy parado. No soy un parado.

Y de esa «misión» nace la idea. Construir un sitio que evolucione conmigo, en esta experiencia, donde recopilo la información que encuentro, los trucos y técnicas que aprendo en la búsqueda de empleo, donde invito a otros «blogueros» y a los lectores a escribir unas palabras relacionadas con el tema, del que gano algunos céntimos o unos pocos euros con algo de publicidad de Google Adsense o algún artículo «pagado» porque, en definitiva, construyo y armo un contenido, realizo una actividad, un trabajo y, como tal, es auto-remunerado (aunque, soy realista, obviamente, apenas supondrá un ingreso de unos cuantos euros al año, pero se trata de «la idea», la experiencia, el concepto).

Y eso es nosoyunparado.blogspot.com, no hay más. Aprovecho la oportunidad que me da portalparados.es para invitar a todos aquellos que lo deseen a contar, en unos cuantos párrafos, su historia personal, de manera anónima si así lo desean. Sus vivencias, sus expectativas, sus iniciativas, sus decepciones pero también sus ilusiones.

Desde aquí, agradezco a portalparados.es su respuesta a este «feedback» mutuo entre este portal y ese otro pequeño y humilde rincón que es «nosoyunparado».

Related Articles

2 Comentarios

Dejar respuesta

Déjenos su comentario
Por favor introduzca su nombre aquí

Nuestras RRSS

73,400FansMe gusta
80,397SeguidoresSeguir

últimos artículos

You cannot copy content of this page