www.portalparados.es

Nº Parados 10/12/2018

SEPE
3252867
EPA
3490100

Nº Parados 10/12/2018

SEPE
3252867
EPA
3490100
cursosbanner
La periodista María Díaz saluda en su semanal columna de Los Lunes al Sol a este nuevo mes pero no parece hacerlo de manera muy positiva si nos quedamos solamente con el titular. A estas alturas, los asiduos de esta columna saben que eso puede ser así o no, porque su autora siempre nos deja textos llenos de matices y, en esta ocasión, con un final dirigido a los valerosos que estamos en esta aventura de encontrar trabajo.

Me duele febrero

La periodista María Díaz saluda en su semanal columna de Los Lunes al Sol a este nuevo mes pero no parece hacerlo de manera muy positiva si nos quedamos solamente con el titular. A estas alturas, los asiduos de esta columna saben que eso puede ser así o no, porque su autora siempre nos deja textos llenos de matices y, en esta ocasión, con un final dirigido a los valerosos que estamos en esta aventura de encontrar trabajo.  

Hace mucho que aprendí, quizá lo supe siempre, que reír o llorar cuando el cuerpo te lo pide es lo más sano del mundo. Afortunado el que encuentra motivos para lo uno o lo otro, porque no perder la capacidad de emocionarse es de las pocas razones que le sujetan a uno al emocionante viaje de la vida. Hasta el ser más gris, el más oscuro, el más aparentemente inerte ha tenido alguna ocasión de echar una carcajada un lunes cualquiera o de soltar más de dos lágrimas en un momento inesperado.



Lo que me preocupa, es no encontrar últimamente los resortes para poner mis emociones a punto de nieve. La prensa me habla desde la distancia; los mercados y sus lenguajes han convertido a mis seres cercanos en entes extraños; mirar al futuro suele reducirse a las consultas tardías de las televisiones patrias y el presente necesita un buen lavado a mano con agua bien caliente. Y a mí me faltan ganas y tiempo para ponerme a arreglar un mundo que no me gusta. Empieza el tiempo de las pasarelas, que no se a quién van destinadas, y recibo mensajes que se me escapan. A mí y a cualquiera de los mortales que intentan encontrar un hueco para reír allá donde sobran espacios para llorar. Cuando el tiempo está ocupado en hacer números para llegar a fin de mes ¿dónde quedan las modas?.

¿Es lo superficial el antídoto a nuestras preocupaciones? ¿Se sigue llevando lo aparente? ¿Alguien sabe hacia dónde caminamos aunque parezca que no lo hacemos? Dentro de poco, me da la sensación, tendremos un orden europeo nuevo y no se si estamos preparados: la Merkel huele a fosfatina y Sarkozy tiene por delante unas duras elecciones. Nos volveremos a quedar solos, arruinados, en una pelea que nos desalienta por fascículos. Pero los medios nos insisten en cómo aprender a vestir para parecer alguien o nos destripan los ardores cardiacos de famosos de pacotilla en un intento por drogarnos ante la avalancha de alarmas que desmoronan nuestros intentos de salir adelante. Los amigos se quejan cada vez más. Los enemigos están especialmente activos.

Hoy es lunes y cada semana es un reto. ¿Estamos buscando solución a nuestros problemas?¿Cuántas iniciativas se nos ocurren por mes? ¿hemos desechado el ingenio? Estamos a tiempo. Yo no voy a examinarles, pero prométanme que antes de junio más de uno me ha dado una buena noticia porque decidió que el futuro era cosa suya. Los políticos, no se si se han dado cuenta, están demasiado ocupados en averiguar cómo jorobarnos la vida. Plantéese para que se sienten útiles y miren a ver si ese puede ser el camino. Y prométanme que no van a desalentarse en el proceso: lloren, lloren cuando se lo requiera el alma y colóquense de nuevo en la marca de salida. Todas las veces que haga falta. El que no avanza, no llega. Y de vez en cuando, encuentren un motivo para reír. Aunque sea una risa llena de lágrimas, de esas que no sabes si van o vienen. Mírense en el espejo, feos, con los ojos hinchados y dedíquense 5 minutos a mejorarse en lo posible. Vístanse como si lo que les espera fuera valiera la pena y un día de estos me cuentan. Acaba de empezar febrero y puedo asegurarles que el mes que más nos duele. Lo tengo calibrado. Y a este febrerito el pocho hay que darle una azotaina. Marzo está a la vuelta de la esquina.



María Díaz
Periodista
www.mariadiaz.eu
Puedes seguir a Portalparados en Facebook, Twitter y Linkedin.

Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner