www.portalparados.es

Nº Parados 15/07/2018

SEPE
3162162
EPA
3796100

Nº Parados 15/07/2018

SEPE
3162162
EPA
3796100
cursosbanner

En los últimos tiempos, algunas declaraciones del ámbito empresarial, demuestran el profundo desconocimiento que tienen sobre la repercusión personal, social y familiar que tiene quedarse sin trabajo. La sóla idea de pensar que estar en paro es una situación idílica para muchas de las cuatro millones y medio de personas que lo sufren, es muy sintomática de lo que algunos sectores quieren trasladar al resto e la sociedad.  

Leo en los últimos tiempos manifestaciones que proceden del mundo empresarial en las que juzgan excesivo el tiempo y la cuantía de las prestaciones por desempleo. Este mismo jueves, uno de los candidatos a la presidencia de la CEOE, Santiago Herrero aseguraba que los parados esperan a los dos últimos meses de prestación para empezar su búsqueda de empleo. Anteriormente, el presidente del Consejo Superior de Cámaras de Javier Gómez Navarro afirmó que esta ayuda debe evitar “que la gente decida no trabajar y vivir del cuento”.

Ante tales afirmaciones, me preocupa el absoluto desconocimiento que tienen de la realidad de aquellos que buscan trabajo ahora mismo en España. Alguno habrá que quiera vivir del cuento, también en el mundo de los trabajadores en activo los hay. Alguno querrá tomarse un año sabático gracias a los subsidios. Pero estas manifestaciones sirven aún para deteriorar la moral de la mayoría de los cuatro millones y medio de desempleados que están desesperados ante la imposibilidad de conseguir ni siquiera una entrevista de trabajo.

Deberían pensar en aquellos que, como ellos, fueron empresarios y que en la actualidad, no reciben ni un duro de ayuda, están pagando sus deudas y encima se enfrentan a embargos. Ellos también son desempleados. Deberían pensar en esos mayores de 45 años o jóvenes sin experiencia a los que la clase empresarial desprecia y no da ninguna oportunidad. Deberían pensar en el millón y medio de desempleados que no reciben ninguna ayuda económica y pese a ello, no encuentran trabajo.

Deberían, en resumen, saber que estar en el paro no es sólo un problema económico, acarrea tendencia a culparse de la situación, a situaciones de ansiedad, depresión y angustia. Vivimos en una sociedad en la que quien no produce, no merece crédito. Y eso lo sufren los desempleados cada día. Los representantes empresariales deberían pensar en cómo crear trabajo en lugar de ser demagogos en sus planteamientos sobre los desempleados.



Si seguimos su teoría de convertir la excepción en norma, podríamos aludir a esos empresarios que ganaron dinero a manos llenas en los tiempos de bonanza y no reinvirtieron en crear nuevas oportunidades, en aquellos que especularon con nuestro dinero y con nuestras ilusiones. ¿Sería justo meter a todos los empresarios en el mismos saco?


Javier Peña
Director www.portalparados.es

Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner