www.portalparados.es

Nº Parados 17/11/2018

SEPE
3254703
EPA
3490100

Nº Parados 17/11/2018

SEPE
3254703
EPA
3490100
cursosbanner
La primera columna de Los Lunes al Sol de este 2013 recoge un recuerdo que ha marcado a la autora de este espacio, la periodista María Díaz y que provoca una interesante reflexión sobre el mercado laboral, sobre lo que pueda ser ya en el presente o en el futuro inmediato. Una reflexión que está abierta al debate de todos a través de vuestros comentarios.

El trabajo y un tiovivo

La primera columna de Los Lunes al Sol de este 2013 recoge un recuerdo que ha marcado a la autora de este espacio, la periodista María Díaz y que provoca una interesante reflexión sobre el mercado laboral, sobre lo que pueda ser ya en el presente o en el futuro inmediato. Una reflexión que está abierta al debate de todos a través de vuestros comentarios.  

Tengo muchos recuerdos de mi infancia. Nunca demasiados, por más que se amontonen en algún lugar de mi mente. Aparecen nítidos y cargados de emociones. Unos me hacen sonreír en la distancia y otros me apenan porque me achuchan el corazón cargándolo de tristeza. Entre ellos, repiquetea de vez en cuando una imagen que me produjo impotencia infantil y muchas vueltas a mis pensamientos. Transcurrían las ferias de Málaga y yo viajaba en un coche, asomada a la ventanilla. Entonces lo vi: un hombre mayor y cansado empujando su propio cuerpo para hacer girar un tiovivo sin más fuerza que la de sus propias y escasas energías. Me produjo una tristeza absoluta. Apenas algunas criaturas montaban a lomos de sus viejos caballos. Me dieron ganas de reunir a mis amigos, a los compañeros del colegio y a todos mis vecinos para ir corriendo a subirnos en el tiovivo rosa que se movía a duras penas. Pero, luego meditaba, ¡vaya faena si subimos muchos a su atracción! ¡Necesitaría poner a prueba todas sus facultades para arrastrar con nosotros aquella plataforma!. Y los pensamientos seguían girando más rápidos que el tiovivo: si no había niños no había dinero, pero si los había ese hombre podía morir en el intento de ganar un jornal.



Quizá entonces me dí cuenta de lo dura que es la vida. No sólo porque trataba con pereza la felicidad de aquel hombre, al que imaginaba solo durmiendo en una descangallada caravana, molido por un esfuerzo que no le llevaba a ningún lado más que a la sufrida supervivencia. Si no porque provocaba en mí una absoluta desazón infantil en tiempos de sueños. Era evidente que si no ganaba dinero no podría ahorrar para instalar una máquina que supliera sus empujones. Pero, ¿a qué precio?

Han pasado los años, muchos, y esa imagen sigue martilleando mis recuerdos. Me hace pensar en los derechos de los trabajadores, en ese fino límite que tiene que ver con la explotación. Le doy vueltas a las posibilidades de futuro de quienes están en el hoyo por más empeño que ponen en salir de él. Me planteo dónde está la salida y comienzo yo misma a empujar mi propio tiovivo. Porque lamento que el trabajo y el esfuerzo no tengan recompensa. No digo ya el lujo, si no el sustento mínimo para defender la dignidad del ser humano.

Pena de mercado laboral que nos hacen poner todas nuestras fuerzas en sueños casi imposibles. Los trabajadores no encuentran dónde volcar sus energías laborales; los autónomos son despreciados en una sociedad que debería loarlos. ¿Qué nos queda?

Comprobado que los reyes magos vienen de lejos pero no traen soluciones, superadas unas fechas que cada vez establecen más distinciones me pregunto que superar un año es dejar atrás las buenas intenciones o los malos momentos. Quiero pensar que cualquier tiempo pasado fue peor. Y espero que esté 2013 me de fuerzas para que mi tiovivo siempre esté lleno de gente mientras yo me basto para darle a un botón que lo pone a girar sin más esfuerzos.


María Díaz
Periodista
www.mariadiaz.eu

 

Puedes seguir a Portalparados en FacebookTwitter Google + Linkedin

Elegir un video multimedia

Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner