www.portalparados.es

Nº Parados 22/05/2018

SEPE
3335868
EPA
3796100

Nº Parados 22/05/2018

SEPE
3335868
EPA
3796100
cursosbanner
Aunque el título pueda inducir a equívocos, la periodista María Díaz no se lamenta, en esta columna de Los Lunes al Sol, de la vuelta de las vacaciones ni de lo bien que uno se lo puede pasar fuera de casa. Más bien, analiza la estrategia que están utilizando nuestros gobernantes en estos tiempos de crisis. Y por supuesto siempre está abierto a vuestros comentarios.

Como fuera de casa, en ningún sitio

Aunque el título pueda inducir a equívocos, la periodista María Díaz no se lamenta, en esta columna de Los Lunes al Sol, de la vuelta de las vacaciones ni de lo bien que uno se lo puede pasar fuera de casa. Más bien, analiza la estrategia que están utilizando nuestros gobernantes en estos tiempos de crisis. Y por supuesto siempre está abierto a vuestros comentarios.  



Esto antes lo hacían las folclóricas. Aprovechaban una entrevista con un medio extranjero, a ser posible “muy” extranjero, y largaban de lo lindo contra tirios y troyanos. Como que se sentían más tranquilas, o más protegidas. ¡Que se yo!. Desde luego, más lejos. Sobraban los minutos para que las declaraciones cruzaran fronteras y aquí se “armara la gorda” según se oían o se leían. En este caso, te las traducían. Ya perdonarán, pero mi alemán, a la par que mi chino, no es muy fluido y los “avisos” de De Guindos al personal me han tenido que llegar vía intérprete. Y me pregunto ¿es estrictamente necesario que nos vayamos enterando de las malas noticias a base de chivatazos y traducciones? De la Reforma laboral, no al detalle pero sí de su amenaza, nos pusimos al día a través de un supuesto “desliz” del mimo ministro. De que caía una huelga sí o sí, por otro “supuesto” comentario a bajo tono de nuestro presidente. Y de que vamos a ser unos desgraciados como la salud no nos asista y la economía tampoco, por una entrevista a un diario alemán de difícil pronunciación. Feo ¿no?.

Tengo que confesarles que, como la vida me ha hecho desconfiada (¡ay!, si yo les contara) no me creo ninguno de los supuestos anteriores y siempre he pensado que era una manera entendida como sutil por quien correspondía para hacernos llegar ciertas amenazas. Difícil de contestar aquello que no se ha puesto en común, a no ser que te agarres a lo que se supone que no tenías que haber escuchado. Vamos, que puta, apaleada y mal educada. No sé si me va a caber todo en mi epitafio…

De paso, me parece a mí, informan a los de fuera, a esos señores de la eurozona, de por dónde van los tiros de su legislación. Tengo la sensación de que ellos importan más que nosotros. La casa llena de mierda, con perdón, pero los vecinos encantados de conocernos. Yo prefiero que gobiernen para mí y para usted y se dejen de mandangas. Si le parecemos una panda de rebeldes durante un tiempo que miren hacia las Galias y se acuerden de Asterix. Que siempre nos han considerado diferentes y nosotros sólo les insultamos en los bares con una copa de más o cuando estamos muy en confianza.

Luego está ese enviado de la señora Merkel, quien este año, por cierto, no se ha dignado a pasarse por Canarias en sus días de asueto semanasanteros, que parece llegado para ayudarnos a hacer los deberes, vaya a ser que en esta nación 2 y 2 no den 4. Y yo que creía que este era un país soberano, independiente, con su idiosincrasia y todo. Pero resulta que no: lo importante se lo contamos a los de fuera y, para que no duden de nosotros, les abrimos las puertas de casa para que controlen nuestra mejoría. “Progresa adecuadamente” espero que haya dicho el germano. Aunque sólo sea por lo servil de nuestro comportamiento. A mi casa se alcanza un señor para enseñarme a gestionar mi esquilmada economía y le suelto a Javier Clemente sin bozal ni nada. Un respeto, por favor.

Y todo ¿para qué? ¿Para que el presidente francés en campaña electoral decida señalarnos como la sociedad más torpe del universo? Más o menos. De siempre he dicho que en un proceso electoral no vale cualquier cosa. Ahí tienen a nuestros candidatos, que se insultan en el proceso y se adoran cuando “tocan a pactos de gobierno”. Así que espero que la autoridad competente, acompañada de tricornios si hace falta, le marque alguna indicación a ese señor bajito y francés que quiere mandar como sea. Y no me refiero a Napoleón, que ese está muerto.

 

Tengo un buen amigo, actor para más señas, gran actor incluso que durante mucho tiempo fraguó el lema “como fuera de casa, en ningún sitio” mientras estiraba una sardónica sonrisa. Se lo lleva pensando un tiempo, visto lo visto. Defendamos lo nuestro nos quieran o no nos quieran. Ellos se lo pierden


María Díaz
Periodista
www.mariadiaz.eu

 

 


Puedes seguir a Portalparados en FacebookTwitter y Linkedin


Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner