www.portalparados.es

Nº Parados 18/09/2018

SEPE
3182068
EPA
3490100

Nº Parados 18/09/2018

SEPE
3182068
EPA
3490100
cursosbanner
Está claro que en tiempos de falta de empleo, todo el mundo tiene derecho a buscarse la vida de la forma que crea conveniente. Son múltiples las fórmulas que se usan. Van desde la creación de tu propia empresa al cambio de actividad. Y en esta crisis, son muchos los que optan por reinventarse para ocupar un puesto muy alejado de lo que había sido su profesión anterior…..

Cambiar de profesión sí, pero con cabeza

Está claro que en tiempos de falta de empleo, todo el mundo tiene derecho a buscarse la vida de la forma que crea conveniente. Son múltiples las fórmulas que se usan. Van desde la creación de tu propia empresa al cambio de actividad. Y en esta crisis, son muchos los que optan por reinventarse para ocupar un puesto muy alejado de lo que había sido su profesión anterior…..  

//

Se han puesto de moda profesiones, como consultor, coach o community manager como salidas a una situación de paro que amenaza la estabilidad personal y económica de muchas personas. Leemos titulares de prensa en los que se nos anima constantemente a cambiar de profesión, a dar un paso que nos cambie la vida en 180º.



Esta solución es particularmente recomendable a aquellas personas que proceden de sectores que no sólo han destruido empleo en los últimos años sino que en los próximos, no parece viable que vuelvan a usar la cantidad de mano de obra que necesitaban antes de 2007. El ejemplo más claro es el relativo al mundo de la construcción donde no será fácil volver a los niveles de empleo previos a la crisis.

Pero lo que no nos cuentan esos mensajes son las dificultades que nos podemos encontrar en ese camino de cambio. En primer lugar, esa reorientación debe tener una cierta coherencia. Debemos estudiar muy bien cuáles son nuestras cualidades profesionales, personales y  nuestras circunstancias para optar por una profesión u otra.

Hace unos meses, me escribía una trabajadora con experiencia en el ámbito administrativo que quería realizar un curso de gestión de redes sociales para cambiar su destino a ese terreno. Quizás como es una profesión incipiente, pudiera lograr un trabajo en ese ámbito pero a la larga, esos puestos irán destinados a personas con una formación previa en comunicación, periodismo o marketing. Total que tendría el riesgo de perder unos meses o años valiosos de su vida en una transformación profesional que parece difícil.

Siempre será más fácil una transición profesional hacia sectores que puedan resultar afines a la actividad que hemos desempeñado con anterioridad. Cuanto más alejado esté de nuestra experiencia o formación, más riesgo asumimos de no encontrar el hueco que nos gustaría.

Otro de los problemas que no nos cuentan es la edad. Aunque nos indigne este tipo de situaciones, debemos ser conscientes de la realidad a la que nos vamos a enfrentar. Si uno estudia por ejemplo una titulación de Formación Profesional, podrá realizar las prácticas que contempla el plan de estudios. Otra cosa será cuando acaben y precisen optar a alguna beca o contrato en prácticas porque normalmente estas fórmulas están destinadas a jóvenes. En resumen, con 40 años no podrás acceder a ellos.

Eso no significa que debamos desistir en nuestro empeño. Existen otras salidas como puede ser la posibilidad de realizar este tipo de estudios para poner en marcha nuestro propio negocio o tener la suerte de llamar a la puerta de una empresa que confíe en nuestras capacidades. No todo está perdido ni nos podemos paralizar ante las dificultades.

La cuestión es que si no tenemos en cuenta todos estos condicionantes, la decepción llegará mucho más tarde porque nos habremos hecho una ilusión que la realidad se encargará de reducir.

Hay que cambiar si lo consideramos necesario, si nos apetece probar en otro terreno profesional. Pero a ser posible, hagámoslo con cabeza, de manera realista, siendo conscientes de los obstáculos que tendremos que sortear. Contemplemos todas las posibilidades dentro de las que nos apetecen o nos convienen por nuestra trayectoria profesional. Y no nos dejemos llevar por los cantos de sirena de quienes nos venden que esa transición es tan sencilla como el que se cambia de camisa.

Eso conviene tenerlo presente también cuando vamos a seleccionar una nueva formación. Debemos intentar que sea en un sector con posibilidades de trabajo y en una institución que nos ofrezca una titulación oficial o tenga prestigio entre las empresas a las que nos queramos dirigir.

Y ya puestos no nos convirtamos en esa especie de “vendehumos” en los que se han convertido algunos profesionales que se ponen en la tarjeta de visita actividades, como consultor, coach o community manager. No basta con escribirlo en un documento para que acreditemos nuestra valía en esos terrenos. Seguramente engañemos a alguien durante un rato pero este mundo es demasiado competitivo para frivolizar con estas cosas.

 

Javier Peña
Portalparados.es

Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner