www.portalparados.es

Nº Parados 17/08/2018

SEPE
3135021
EPA
3490100

Nº Parados 17/08/2018

SEPE
3135021
EPA
3490100
cursosbanner

La multinacional L'Oréal promoverá este año en Burgos la apertura de una planta de energía eléctrica, agua caliente y refrigerada a partir de biomasa como combustible y que abastecerá a la fábrica de cosméticos contigua al lugar donde se empezará a construir, en marzo. Se ha hecho el encargo a la empresa Biocen aunque no especifican el número de puestos de trabajo que se van a generar.  

La planta estará lista en noviembre para entrar en funcionamiento, ha precisado la directora de la factoría de Burgos, Ana San Juan, delante del director de Operaciones del grupo francés, Jean Paul Darré.



Se levantará en una parcela de 5.000 metros cuadrados que el grupo cosmético ha cedido a la empresa especializada Biocen, que a su vez se encargará de la planta de biomasa con el apoyo de una empresa austríaca especializada.

El proyecto supondrá una inversión de 14,2 millones de euros, de los que L’Oréal asumirá 2,4 millones, correspondientes a las tuberías de suministro e instalación interna necesaria, mientras que el resto, 11,8 millones, será financiado por Biocen, en la que también participan con un 30 por ciento empresas públicas de la Junta de Castilla y León.

Una vez terminada, la planta destinará el 70 por ciento de su producción energética, lo que supone unos 12 megavatios al año, a la factoría de L’Oréal, lo que dejará un margen de un 30 por ciento para aportación energética a otras empresas del polígono industrial de Villalonquéjar, donde se ubicará, en la periferia de Burgos.

Ana San Juan ha explicado que el proyecto se ha diseñado de manera que la planta sea compatible con otros métodos de producción energética limpia y que tenga capacidad de ampliación, en el caso de que la demanda lo haga necesario.

La planta se alimentará con residuos de madera, tanto procedentes de la limpieza de bosques como de residuos de serrería, con un consumo que se estima en 8.000 toneladas de madera al año

Ello permitirá superar las previsiones de reducciones de emisiones de CO2 que tenía la planta, que aspiraba a reducir un 50 por ciento en 2015, respecto a las emisiones de 2005, y ahora reducirá un porcentaje del 98 por ciento, antes de esa fecha, “lo que aumentará su competitividad, incluso dentro del grupo”.

De hecho, la planta de Burgos, con más de 600 empleados, no sólo es la única de Europa y una de las tres del mundo que fabrica productos de la línea profesional de L’Oréal, sino que, desde el año pasado, cuenta con el centro de distribución de todos los productos del grupo para España y Portugal.

Jean Paul Carré ha afirmado que las empresas modernas deben generar empleo y tener buenos resultados, pero también tienen una “gran responsabilidad social”.

En este sentido, ha insistido en la preocupación del grupo L’Oréal por ocuparse “no sólo de la belleza personal, sino también de la belleza del mundo”, lo que se ha traducido en un plan de reducción de emisiones de CO2, depuración y ahorro de consumo de agua y reducción de la emisión de residuos.

Ha destacado el papel de la planta de biomasa para lograr parte de estos objetivos, ya que, además de conseguir que la planta sea “neutra” en emisiones de CO2, se estudia utilizar el calor que generará para el secado de fangos, que suponen la mayor parte de los residuos de la planta de L’Oréal y están formados en más del 70 por ciento por agua.


Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner