spot_img

¿Se cometen fraudes en los contratos de fijos discontinuos?

En el periodo estival se ha incrementado el control con una vigilancia ajustada en las posibles irregularidades en los contratos fijos discontinuos.

De hecho, se auguró el envío de cartas de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social a más de 83.600 empresas y negocios correspondientes a sectores vinculados a la estacionalidad.

Asimismo, debido a la entrada en vigor de la nueva reforma laboral, el Gobierno limitó las causas de los contratos de duración temporal, regulando y potenciando el contrato fijo discontinuo.

Uno de los principales objetivos de la reforma laboral es reducir la contratación temporal y limitar el uso de los contratos temporales. 

«El objetivo de convertirlo en el contrato modelo para todas las actividades de temporada y de naturaleza estacional, así como para la prestación de servicios en las contratas y subcontratas», ha detallado al diario autónomos y emprendedor.es el abogado laboralista de AGM abogados, Luis San José. 

Por su parte, desde la Inspección de Trabajo y Seguridad Social dudan de si se ha podido cometer un mayor número de fraudes en la puesta en marcha de estas contrataciones.

¿Cómo se podría saber si se está cometiendo un fraude en la contratación? Se produce un contrato fijo discontinuo cuando en realidad debería firmarse como contrato indefinido, o en su caso, al utilizar el contrato temporal en lugar del fijo discontinuo. 

Cuidado, porque la sanción podría ser de hasta 10.000 euros por contrato.

Supuestos de los contratos fijos discontinuos

  • Trabajos de naturaleza estacional, de temporada o intermitentes
  • Trabajos consistentes en la prestación de servicios en el marco de la ejecución de contratas mercantiles o administrativas
  • Contratos entre una empresa de trabajo temporal (ETT) y una persona contratada para ser cedida a una empresa usuaria

Asimismo, para el Ministerio de Trabajo, los contratos fijos discontinuos son indefinidos, con matices. Es intermitente, es decir, se trabaja en un periodo determinado a lo largo del año y en el resto la relación laboral se mantiene suspendida.

La principal diferencia es que el contrato fijo discontinuo se dirige a aquellos empleados que llevan a cabo una actividad laboral de forma intermitente (en determinadas épocas del año), pero de forma repetida cada año.

De tal forma que, estos trabajadores no pierden su antigüedad y durante los meses de pausa de trabajo pueden solicitar la prestación por desempleo.

No obstante, en mayor medida, se produce fraude al mantener de forma irregular al empleado durante los meses de ese parón, algo que ha despertado también las alarmas del Ministerio de Trabajo.

Y si quieres conocer más noticias relacionadas con dudas sobre tipos de contrato o cualquier otra cuestión del mercado laboral que vamos publicando en Portalparados pincha aquí.

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Déjenos su comentario
Por favor introduzca su nombre aquí

Nuestras RRSS

73,466FansMe gusta
80,535SeguidoresSeguir

últimos artículos

You cannot copy content of this page