spot_img

Reforma laboral: ¿Cómo deben ser los contratos a partir del 1 de abril?

El próximo 31 de marzo finaliza el periodo de transición establecido tras la aprobación de la reforma laboral, por eso es importante conocer cómo deben ser los contratos a partir del 1 de abril.

Pese  que el acuerdo alcanzado entre el Gobierno y los agentes sociales para establecer un nuevo marco en las relaciones laborales entró en vigor el pasado 31 de diciembre, la norma establecía un periodo de transición de tres meses que llega a su fin en tan solo dos días.

Por ello, es importante recordar las principales novedades en materia de contratación que establecía el Real Decreto-ley 32/2021 publicado el pasado 30 de diciembre en el Boletín Oficial del Estado.

¿Cómo deben ser los contratos a partir del 1 de abril?

Lo primero que debemos tener en cuenta ante esta pregunta es que a partir de esta fecha todos los contratos nuevos que se firmen se presumen indefinidos.

Al desaparecer el contrato por obra o servicio, los contratos se presumen concertados por tiempo indefinido y se reducen, por tanto, las modalidades de contratación disponibles.

Y este sentido destaca que tan solo estará disponible un único contrato temporal, es decir, de duración determinada y que se podrá habilitar bajo dos escenarios:

  • Circunstancias de producción
  • Para cubrir sustituciones

En el caso del contrato de duración determinada por circunstancias de la producción responde a un aumento ocasional e imprevisible o aquellas oscilaciones que generan un desajuste temporal de empleo en la empresa. Este tipo de contrato no podrá durar más de seis meses, ampliables hasta otros seis meses más.

Dentro de esta modalidad, también contemplan contratos para situaciones ocasionales, previsibles y de duración reducida y delimitada.

Podrán utilizarse durante un total de 90 días, nunca de manera continuada, durante los cuales se permitirá la contratación para estas situaciones, debidamente identificadas en el contrato.

En este tiempo, las empresas podrán realizar contratos temporales con causas que, aun siendo previsibles, tengan una duración reducida y limitada dentro de la contratación fija.

En cuanto a los contratos temporales para sustituir a personas durante una suspensión del contrato con reserva de puesto de trabajo, la normativa establece que no podrá exceder de tres meses.

Por otra parte, en las modalidades de contratación también estará disponible el fijo discontinuo o el formativo.

Y si quieres conocer más noticias relacionadas con dudas sobre tipos de contrato o cualquier otra cuestión del mercado laboral que vamos publicando en Portalparados pincha aquí.

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Déjenos su comentario
Por favor introduzca su nombre aquí

Nuestras RRSS

73,233FansMe gusta
80,514SeguidoresSeguir

últimos artículos

You cannot copy content of this page