www.portalparados.es

Nº Parados 24/05/2018

SEPE
3335868
EPA
3796100

Nº Parados 24/05/2018

SEPE
3335868
EPA
3796100
cursosbanner

Este artículo de uno de nuestros lectores vuelve a incidir en la situación de muchos que llegaron a tener una brillante carrera profesional pero que ahora con la crisis, la edad les condiciones para volver al mercado laboral. En este caso, y pese a los intentos por ser optimista, JL Herbal teme un futuro en el que se vea abocado a la marginalidad en este ámbito.  

Positivismo, optimismo, perseverancia, son mensajes que constantemente nos trasladan sobre cual debe ser nuestra actitud estando en situación de desempleo y por lo tanto en búsqueda activa de trabajo.

         Pero creo que hay un punto de inflexión para todo ello, al menos en mi caso, y creo que ya he llegado a ese punto. Ya no cabe mas optimismo, ni mas positivismo, ni perseverancia, etcétera. Para mi ha llegado el momento de afrontar la dura y cruda realidad que se concreta en un solo temor. ¿Cuánto me falta para estar socialmente desahuciado?.

        Tengo 54 años. En la etapa correspondiente, inicie estudios de Derecho que compaginaba con el trabajo, la novia, los amigos y el deporte; demasiadas cosas y no podía con todo; algo había que dejar. Y como el trabajo me iba muy bien y era el inicio de una prometedora carrera profesional, al margen del Derecho, abandone los estudios. Años después y para afianzar esa carrera y progresar mas en ella me diplome en Ciencias Empresariales y después hice un Master en Dirección Comercial y Marketing. He asistido a muchos simposiums, seminarios, charlas y conferencias sobre temas relacionados con la venta, la distribución, el marketing, RR HH sobre fuerzas de venta, etcétera.

En definitiva tuve una buena carrera profesional en el ámbito de la venta y el Marketing relacionado con ella. Fui Jefe de Ventas, Brand Manager, Director Comercial y de Marketing, Retail Manager, Country Manager, Business Development Manager en distintas compañías multinacionales, cada una de ellas muy importantes en su sector de mercado o líderes en el.

Mi carrera se trunco hace algo mas de dos años, cuando la última empresa (americana) decidió cerrar las sucursales que tenia en la mayoría de los países de Europa y sustituirlas por una oficina paneuropea para atender todo el mercado continental.

Después, de algo mas de dos años en el paro, agotada la prestación de desempleo y denegado el subsidio para mayores de 52 años (es decir ya no percibo ningún tipo de ingreso del estado) y ni una sola entrevista de trabajo en este tiempo sobre un monto de aproximadamente 300 CV enviados, es claro que todo eso de la actitud positiva, el luchar, mirar el futuro con esperanza, etcétera, etcétera ya han pasado a la historia para mi.

He cotizado a la Seguridad Social durante 32 años para la atención sanitaria y para la jubilación, de esos años, 28 estuve pagando el máximo establecido. Ahora, además de no tener ningún ingreso, la Seguridad Social me dice que si no sigo cotizando, lo anterior no me valdrá de nada para cuando me llegue la edad de jubilación, porque el cálculo lo hacen sobre los últimos 15 años (de los 50 a los 65). Por lo tanto si quiero tener una jubilación acorde a lo que he pagado durante 28 años, tendré que pagar ahora mensualmente de mi “bolsillo” algo mas de 800€ hasta los 65 si no encuentro trabajo. Es decir no solo me niegan las posibles ayudas, sino que tengo yo que pagar cada mes para no dilapidar lo cotizado durante 32 años. Ah bueno, el argumento de negarme las ayudas es que tengo patrimonio que puedo consumir, mi patrimonio es mi vivienda y una segunda residencia que es una casita de campo de fines de semana y verano.

             Supuestamente tengo un CV bueno por experiencia y formación, pero 54 años. Esto hace que no se me considere como candidato para ningún puesto de mi rubro. Y para cualquier otro, por poca calificación que se requiera, tampoco, por falta de experiencia y por falta de credibilidad del empleador, no pueden creer que alguien con mi formación y experiencia aspire a un puesto de ordenanza o mozo de carga o almacén.

             Así pues, sin ingresos y sin futuro laboral; mi único temor es saber el tiempo que me falta para ser un marginado y el futuro de mi familia.

Mi situación anímica actual no viene de mi interior; quiero decir que hasta ahora he mantenido en todo momento una actitud positiva, optimista, perseverante y en ningún momento derrotista. Pero ahora, empujado por las circunstancias de finalizar la cobertura de desempleo y ser rechazada la petición de la ayuda discrecional que da el estado, tocaba el momento de revisar el proceso.

Y el optimismo no puede ser una cortina que tape la realidad, que es la que he descrito. Evidentemente, exponer públicamente mi situación y mi estado anímico no me favorece para encontrar trabajo ¿pero me perjudica si ya no existo para el “sistema”?. Si con 52 y 53 años no conseguí entrar en procesos de selección, con 54 y casi tres años apartado del mundo laboral ¿conseguiré un empleo acorde a mis aptitudes?, desde luego no a través de un amigo o un contacto mas o menos conocido.

Los amigos y contactos se han ido diluyendo con el paso del tiempo como un azucarillo en un café, poco a poco. Esa gente que al principio llamaba para dar ánimos e interesarse por mi situación, quedar a comer o tomar un café, ha ido desapareciendo. No solo es que ya no llamen, sino que no están disponibles cuando yo los llamo, si lo hago a un tfno fijo las respuestas son del tipo de: esta en una reunión deje el recado, esta de viaje le llamara  a la vuelta; si les llamo al móvil o no contestan o si insisto mucho se corta la llamada por que lo desconectan (creo), enviar e-mails, bueno o no responden o responden algo así como: perdona es que estoy muy liado, un DIA de estos te llamo y quedamos.

Parece que a la gente le cuesta ser solidario, en lo que a dar ánimo se refiere, por mucho tiempo si la situación se va agravando, ¿será miedo a contagiarse del desempleo?.

Por todo ello, pensé que había que recapitular y empezar a pensar no en positivo ni en negativo (aunque parezca esto ultimo), sino en asumir una absoluta realidad que no puedo obviar; estoy en el umbral de la marginalidad.



Recuerda que tú también nos puedes dejar tu artículo contándonos tu experiencia, recogiendo tus críticas o denuncias o simplemente opinando de temas de actualidad que nos afectan a todos, escribiendo a blog@portalparados.es


Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner