www.portalparados.es

Nº Parados 20/04/2018

SEPE
3422551
EPA
3766700

Nº Parados 20/04/2018

SEPE
3422551
EPA
3766700
cursosbanner

El año pasado, no hubo debate sobre el estado de la Nación y yo soy una de esas personas que la verdad es que no lo echó de menos. Pero ya dos años sin esa convocatoria anual, era mucho para los amantes del parlamentarismo. Y yo soy ferviente defensor de la actividad de nuestros diputados siempre que tenga efectos reales en la vida de los ciudadanos y se produzca un debate vivo.  

//

En primer lugar, debo empezar por pediros disculpas porque desde hace varios días, nuestra web no admite comentarios en la web por un problema técnico que trataremos de solucionar a la mayor brevedad posible. Sí podéis participar en los debates de nuestro foro que sigue funcionando afortunadamente.



 

Pero hoy lo importante es que esta ha sido la semana en la que hemos asistido al debate sobre el estado de la Nación y los medios se afanan ahora en proclamar vencedores y vencidos en esa contienda parlamentaria que repasa los principales problemas que tiene nuestro país.

 

Yo no voy a entrar en ese juego. Francamente me da igual si estuvo más brillante Rajoy, Rubalcaba, Díez, Lara o Durán. Es un ejercicio que me parece muy poco productivo, esteril para aquellas personas que tenemos todo tipo de problemas en nuestro día a día.

 

Hemos conocido futuras medidas del gobierno, propuestas de la oposición. Seguramente alguna de ellas muy necesarias, otras son simplemente un lavado de cara para hacernos creer que están preocupados por asuntos, como el empleo o la corrupción política.

 

Eso sí, siempre que terminan este tipo de debates, me planteo ¿y ahora qué? ¿Hay un antes y un después tras el debate? Y la respuesta no puede ser más negativa. No se conoce en toda la historia reciente de nuestra democracia un debate que haya representado un cambio fundamental en nuestras vidad. Ni siquiera el “váyase, sr. González” que hizo famoso al ex presidente de Gobierno, José María Aznar, tuvo consecuencias a corto plazo.

 

Aquí el problema fundamental es que el debate sobre el estado de la Nación ahondó sólo en alguno de los problemas que preocupa a los ciudadanos pero no en todos. Si recogemos las encuestas que publica de tanto en tanto el CIS, es verdad que el paro o nuestros políticos están entre las principales preocupaciones. Pero también la sanidad, la educación, los desahucios y sobre esto, se ha pasado de puntillas.

 

Y lo peor es que no se atisba ninguna posibilidad de que unos y otros sean capaces de ponerse de acuerdo para alcanzar un pacto de Estado que nos permita salir de esta remando todos en la misma dirección, sea cual sea. Lo he dicho mil veces y ahora lo vuelvo a reiterar. En cualquier pais que se encuentra en “emergencia nacional” como es nuestro caso, las fuerzas políticas dejarían de lado sus intereses particulares y los antepondrían a los intereses del país.

 

Ya lo dije en la etapa Zapatero y lo reitero ahora. De nada sirve que todos se enrroquen en sus posturas cuando lo único que se van a poder repartir es pura miseria, la que vive España en estos momentos. Probablemente estemos pidiendo peras al olmo pero es bueno recordar que los políticos deberían gobernar y ejercer la oposición en defensa de los ciudadanos y no en defensa de sus partidos, de los grupos de presión que se mueven en torno a ellos o de los poderes financieros.

 

Será predicar en el desierto nuevamente pero ahí queda.


Javier Peña
Director Portalparados.es

Puedes seguir a Portalparados en FacebookTwitter Google + Linkedin

Elegir un video multimedia

Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner