www.portalparados.es

Nº Parados 22/04/2018

SEPE
3422551
EPA
3766700

Nº Parados 22/04/2018

SEPE
3422551
EPA
3766700
cursosbanner
En su semanal columna de Los Lunes al Sol, la periodista,María Díaz alude a la polémica que se ha generado con el traslado a España del sacerdote, Miguel Pajares para ser tratado del Ébola. Y se refiere no tanto a su viaje como a lo que hemos dejado allí, entre otras a dos compañeras que estaban afectadas por el virus hasta el punto de que una de ellas ha fallecido. Una semana más, el artículo no os dejará indiferentes.

Si eres negro y pobre, que te den… Ébola

En su semanal columna de Los Lunes al Sol, la periodista,María Díaz alude a la polémica que se ha generado con el traslado a España del sacerdote, Miguel Pajares para ser tratado del Ébola. Y se refiere no tanto a su viaje como a lo que hemos dejado allí, entre otras a dos compañeras que estaban afectadas por el virus hasta el punto de que una de ellas ha fallecido. Una semana más, el artículo no os dejará indiferentes.  

Hay veces en que el ser humano me asusta. Por no decir que me da asco. Por aquí se pavonean de haber trasladado a España a un sacerdote que realizaba su tarea en Monrovia (Liberia). Pero de los que han dejado atrás no dicen nada. ¡Claro! No son “nuestros”. Vamos, que se agarran a la débil teoría de que no son españoles para dejarlos a su suerte. Conocen su futuro dejándolos allí…pero, vaya, no tributan en este país y tienden a oscuros. No sé, no sé.



Admiro a la gente que se mueve a países necesitados, esos a los que les hemos quitado todo nosotros, los colectivos europeos, civilizados y modernos. Van a darlo todo. Pero ahora resulta que van a darlo todo hasta que todo se tuerce. El sacerdote español se quejó primero de la falta de ayuda del gobierno español, no debía haberse enterado dónde juega en cuestiones sanitarias, pero en cuando se supo enfermo clamó porque salvaran su vida. Hasta lo entiendo. Al menos, el padre Pajares ha hecho algo por alguien. Pero quizá debió pedir que fueran allí a volcarse con ellos no que se ocuparan de él, dándose, quizá, más importancia que al resto.

Allí se quedan dos monjas que también confiaron en tener esa suerte. He escuchado a una en un informativo llorar su destino porque le habían negado subir al avión que le prometieron. Ha muerto. Estuvo ahí, con los que regresaban en busca de una luz…pero no tuvo opciones. No era española, dicen. Ya ven, ahí colocamos los derechos: en el pasaporte.

También debaten sobre si hay que probar un determinado medicamento o no. No se ha probado su eficacia, alegan. Pero la enfermedad es mortal. ¿Hay algo que perder? O te mueres o lo intentamos. ¿Qué haría usted? Yo, intentarlo. Pero porqué sólo a los que han conseguido huir. ¿Aquella población no lo vale? ¿Qué les espera? Su propia desgracia. Imagino a los infectados o a sus familiares viendo como van cayendo como chinches y como quienes fueron a salvarlos salen por patas de sus aldeas y países bajo el lema de “sálvense quien pueda”. La agonía debe duplicarse, enfermo y solo. De nota.

La cosa sigue. La directora general de Salud Pública, Mercedes Vinuesa pone también su guinda a este pastel: los gastos de la repatriación, o del salvamento, según se mire, son responsabilidad de la orden de San Juan de Dios, a la que pertenece Miguel Pajares. Ea. A perro flaco, todo son pulgas. Se crea tal alarma que aparece Mariano, no le pongo el “don “ por delante porque el respeto hay que ganárselo, ésta vez en directo y se sorprende en público sobre la información. ¿De dónde hemos sacado esa conclusión sobre el abono de los costes? Y nos tilda a todos de idiotas cuando parece que el único que no se ha enterado es él. No sé cómo son las vacaciones de los presidentes de gobierno pero pensaba que el cargo les obligaba a estar al día. Claro que Mariano, presidente vía plasma, parece estar de vacaciones desde antes de llegar al gobierno. Una pena.

Conclusión: nos hemos dedicado a los nuestros cuando ha aparecido el lobo, lo hemos gestionado mal y sin humanidad, nos han puesto de tontos por hacernos de eco de las palabras de una responsable del mal gestionado ministerio de Sanidad, miramos a los enfermos desde lejos en vez de intentar poner solución a su problema pero debemos estar orgullosos. Somos españoles. En Europa y esto de mundo civilizado, una mierda (ahora ya hasta en el fútbol). Pero de cara a los más débiles, “la pera en vinagre”.

 

María Díaz
Periodista
www.mariadiaz.eu

Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner