www.portalparados.es

Nº Parados 21/11/2018

SEPE
3254703
EPA
3490100

Nº Parados 21/11/2018

SEPE
3254703
EPA
3490100
cursosbanner

Ni siquiera voy a entrar en el debate sobre si es rescate, un crédito en condiciones ventajosas reconvertido luego en muy negativo en palabras del sr. Rajoy. Lo cierto es que ayer conocimos las dos primeras auditorías que debían evaluar las necesidades de dinero del sistema bancario español, especialmente de las antiguas cajas. Son un máximo de 61.000 millones de euros y nuestro gobierno parece que va a pedir 100.000 millones de euros por si las moscas a la Unión Europea....  

//

Podría hablar del desastre de los últimos días con declaraciones de unos y otros en el gobierno completamente contradictorias. Podría hablar de aquellos que ahora dicen que el problema de nuestra crisis está en Europa y hace seis meses opinaban lo contrario. Podría referirme a la falta de unidad entre las fuerzas políticas españolas en un momento de emergencia nacional, como nunca yo había vivido. Pero seguramente ya tenéis vuestra propia opinión y habréis escuchado muchas otras sobre estas cuestiones y más cualificadas que la mía.



 

Empiezo por comentar que no soy economista, no tengo formación en esta materia más allá de las pobres asignaturas que incluía en plan de estudios de Periodismo en el que me embarqué hace ya más de dos décadas. Es curioso que las odié con todas mis fuerzas y ahora todos hemos tenido que aprender a marchas forzadas un montón de conceptos y teorías económicas. Por mis cortos conocimientos de teoría económica, pido perdón por adelantado si algún experto lee en este artículo alguna barbaridad.

 

Lo siguiente que quiero decir es que no seré yo el que me apunte al discurso fácil y demagógico de oponerme a evitar la quiebra de una entidad bancaria. Muchas veces pensamos que un banco o caja son sus gestores. Pensamos que si el Santander quiebra, será Botín el más perjudicado, o González si lo hace en el BBVA y no digamos nada de Rato como máximo mandatario de Bankia. Ya sé que las dos primeras no están en riesgo, al menos de momento pero lo pongo como ejemplo. El caso es que la quiebra de una entidad puede perjudicar enormemente a miles de pequeños ahorradores que tienen su dinero depositado en una cuenta corriente, un depósito, un plan de pensiones o cualquier otro producto.

 

Alguno ya estará afilando los dientes para criticarme por mi primera barbaridad porque me dirán que por ley, el FROB nos garantiza nuestros depósitos bancarios hasta un límite de 100.000 euros. ¿Pero alguien cree que si dejasen quebrar a Bankia no iba a arrastrar a otras entidades? El otro día un periodista comentaba que sólo garantizar los depósitos de esta entidad representaría 150.000 millones de euros asi que imaginemos si le acompaña alguna entidad más. Por lo tanto, más vale que no juguemos con el plan y los pocos ahorros de millones de personas.

 

A partir de aquí, lo que debemos saber son las condiciones que la Unión Europea impondrá para poner la pasta. Lo queramos o no, lo harán. No creo que sean tan duras como en los casos de Grecia o Portugal, pero aprovecharán la coyuntura para apretarnos un poco más las clavijas.

 

Vamos a ponernos a sonar, si os parece. Supongamos que los dirigentes europeos estuvieran pensando en los ciudadanos en lugar de estar pendientes de eso que llaman los mercados. En ese caso, uno podría pensar que una de las condiciones que la UE impondría a las entidades financieras rescatadas la imposibilidad de desahuciar a miles de familias, ahogadas por la crisis. Esas mismas familias que van a contribuir con sus impuestos directos o indirectos a toda esta operación.

 

Y es que me resulta insoportable la idea de que estamos rescatando a esas entidades que no han tenido ni un poco de compasión a la hora de dejar a miles de familia en la calle, a ancianos que habían avalado créditos de sus hijos, a niños cuyos padres se quedaron sin trabajo y no pudieron hacer frente a la deuda. A esos mismos, les debemos sacar las castañas del fuego. Y si eso ya he comentado que me parece imprescindible, debe serlo también que ellos hagan algo por las principales víctimas de todo esto.

 

Si siguiésemos en los mundos de Yupi, pensaríamos que los mandatarios de Bruselas, Berlin o Frankfurt, pedirían responsabilidades a todos aquellos que han originado el problema. A los que hundieron Caja Castilla La Mancha, Bankia, Novacaixa Galicia o Banco de Valencia. Este punto es fundamental porque como ciudadano, y ya que me va a tocar pagar sus fiestas como todos vosotros, me gustaría ponerle caras a los que cometieron tantos desmanes. Me gustaría como mínimo que los señores de la banca pidieran perdón por habernos metido en este lío, al igual que deberían hacerlo los partidos políticos que gobernaron esas cajas, los consejeros de distintos ámbitos que estaban para vigilar esas entidades y no lo hacían.

 

Por supuesto que si consiguiéramos además sentar en el banquillo a unos cuantos, pensaría que vivimos en un país moderno y no en una república bananera. Y si los Merkel, Durao Barroso, Juncker, etc lo incluyeran entre las exigencias para el rescate, me provocarían un mayor respeto del que les tengo.

 

Dejaré de soñar porque todo eso no va a ocurrir. Al final, los ciudadanos deberemos darnos con un canto en los dientes si las condiciones son medianamente duras. Si en lugar de bajarnos el sueldo un 30 por ciento, nos lo reducen el 15. Eso es a lo máximo que podemos aspirar los que apenas tenemos el poder de votar cada cuatro años aunque sea con las terribles presiones con las que lo han hecho los griegos.

 

Hace algunos días, escuché a una mujer sin formación económica explicar una curiosa teoría. Si esos 51.000 millones de euros pretenden cubrir las posibles pérdidas por los pisos o terrenos con los que se han quedado los bancos, bien podría ir el dinero a los ciudadanos deudores que de este modo podrían hacer frente a sus obligaciones, no perderían sus propiedades y las financieras no tendrían esos problemas. Quizás algún economista me diga que eso no es posible pero si la economía estuviera al servicio del hombre, y no al revés, debería ser posible, incluso deseable.

 

Rescatemos a los bancos por nuestros ahorros pero es hora de pedir responsabilidades a los culpables del desastre, sean del partido que sean, o de la clase social de la que provengan.

 

Javier Peña
Director Portalparados.es

 

 

Puedes seguir a Portalparados en FacebookTwitter y Linkedin


Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner