www.portalparados.es

Nº Parados 20/11/2018

SEPE
3254703
EPA
3490100

Nº Parados 20/11/2018

SEPE
3254703
EPA
3490100
cursosbanner

Recogemos la carta que nos envió ya hace unas semanas nuestro amigo Iván, ese luchador que ya nos ha contado sus experiencias en otros artículos que podéis leer en la zona de enlaces relacionados. En esta ocasión, y lamentando de antemano el retraso que hemos padecido en su publicación, se refiere a una experiencia que puede servir de lección para todos. Le ofrecieron un trabajo pero se puso a investigar y se dió cuenta de que escondía un delito en el que se podía haber visto involucrado. Lo exponemos para evitar situaciones similares en las que podemos caer todos.  

Buenos días Javier,



Con el fin de avisar a navegantes, si lo consideráis de interés, una vez que he constatado el delito te cuento lo siguiente:

En junio, a través de uno de mis correos de mi antigua empresa, se puso en contacto una empresa inglesa con la siguiente propuesta:

Somos una empresa inglesa, dedicada a la intermediación en compra venta de oro y plata con larga experiencia y ofreciendo a nuestros clientes una inversión segura y con rentabilidad interesante. Con ese objeto buscamos agente de aduanas locales, no es necesaria experiencia previa, proponemos un contrato de trabajo y una remuneración de 1.500 € mensuales + 7% del importe de la transacciones realizadas desde su cuenta a nuestros proveedores.

El trabajo requería solamente recibir dinero en mi cuenta personal, que debía abrir bien en el Barclays bien en el BBVA y, una vez recibida, realizar una transferencia otra cuenta que ellos me indicarían llegado el momento.

Les envié mi DNI, mi nueva cuenta en el BBVA y me hicieron llegar su aprobación así como los códigos para entrar en su página web y cumplimentar el contrato de trabajo. Una vez cumplimentado, la web absorbió la información pero no me dejó copia alguna. A partir de ahí, tuve claro que esto no me gustaba. Recuperé la información de su web y me personé en la tienda que decían tenían en Madrid, en la calle Alcalá. Esta existía, era pequeñita y con mucha seguridad, como una joyería vamos. Tuve que esperar un buen rato, porque dentro no había nadie, hasta que llegó un muchacho y abrió la puerta, entonces llamé, me abrió y una vez que le indiqué que es lo que buscaba me dijo que la web en la que yo había entrado, era un fraude, otra empresa la había suplantado, y la empresa real propietaria había denunciado la usurpación pero no sabían más.

Con todo esto volví a ponerme en contacto por mail con los ingleses, para indicarles que se anulaba por mi parte cualquier interés y que diesen la relación por terminada si no recibía respuesta suya en las siguientes 24 horas. Ambos mail enviados por mi, fueron devueltos por su servidor. Así que el 5 de agosto me personé en la comisaría y puse la 1ª denuncia. Te adjunto copia, lo malo de ésta es que, aparte de las direcciones de correo, no tenía nada.

De repente a principios de septiembre, los mismos pajaritos se pusieron en contacto conmigo, esta vez telefónicamente (numero oculto) y me pidieron que si seguía disponible. Les dije que si, para intentar llegar más al fondo de esta historia. En seguida, desde otro nº de teléfono inglés, prefijo 44, me dijeron que me personase en mi sucursal del BBVA, allí alguien me hizo una transferencia de 2.916 €. Pregunté en caja si todo estaba en orden y me dijeron que si. Así que siguiendo las instrucciones de los ingleses, saqué la transferencia recibida para hincar los siguientes pasos que me habían marcado:

1º Cobrar mi 7% de remuneración (204 €)

2º Personarme en correos para hacer una transferencia de 2.711 a través de Western union a un tal Sergey Moldovan, en la ciudad de Kiev en Ucrania. De ese importe debía descontar los costes de la transferencia, 70 €.

Con todo esto por delante, reflexioné un rato y fui muy despacio. Entendía que si hacia la transferencia a través de western union, el rastro iba a ser mucho menor y no me gustaba. Así que me volvió a llamar la empresa inglesa para saber si lo había hecho ya. Les dije que aún no porque en los datos de la persona receptora no venía su dirección de residencia y me extrañaba. Me dijeron que no me preocupase que era habitual y que a wu no le resultaba relevante ni necesario ese dato.

Entonces les dije que de acuerdo que me ponía con ello y me llamasen en 10 minutos. Habían pasado más de 20 minutos desde que había salido de la sucursal del BBVA y junto en ese momento recibí una llamada del director de la sucursal indicándome que el banco pensaba que el origen de la transferencia podía ser fraudulento, que si había transferido el dinero a otro lugar porque tenían cierta experiencia en otras operaciones anteriores y en ese caso ya no se podría parar.

Le dije que no se preocupara, que volvía al banco y me lo explicase en directo. En el trayecto al banco, recibí dos llamadas más de la organización inglesa, yo les dije que al parecer había habido algún contratiempo con el emisor de la transferencia y que me dirigía al banco para aclarar la cuestión. En la 1ª la señorita me dijo que no que todo estaba en orden y en la 2ª el inglés me dijo que no perdiese más tiempo, que sus operaciones debían hacerse rápidamente para no perder el precio convenido del bien adquirido por ellos y que mejor volviese a wu e hiciese la transferencia y después volviese al banco.

Le dije que no se preocupara, que ya estaba dentro del banco y que enseguida lo haría al volver a salir. El director de la sucursal, me esperaba con aire preocupado, me hizo pasar a su despacho, me indicó que el banco conocía muy bien ese tipo de operaciones y que en éste caso les había avisado el titular de la cuenta, que a su vez había visto mediante un sms del banco que la operación solicitada por él se había realizado y entonces llamó al banco para protestar porque él no había ordenado nada.

Al director le dije que no continuase, le enseñe mi primera denuncia para que viese que yo también estaba informado y yo tenía prisa para presentar el teléfono y los nombres a la policía con el fin de que actuasen lo antes posible. Le dije que me hiciese un documento de mi nuevo ingreso de 2.916 € como devolución de posible transferencia fraudulenta, puso cara de sorpresa “ ah pero lo vas a ingresar todo de nuevo” claro, le dije. Hicimos la operación y me personé de nuevo en la comisaría, en la que me atendieron dos mujeres policías encantadoras y, por ahora es todo lo que sé. Te adjunto también la 2ª denuncia.

Creo que es una historia importante de compartir, a la que seguramente muchos les ha tocado o les tocará vivir, pero que por una parte avergüenza un poco a quien ha participado de ella y puede que no lo hagan público. Yo no me avergüenzo, es lo que he hecho y así os lo cuento.

Un fuerte abrazo

Iván

 


Nota: Obviamente tenemos las dos denuncias en nuestro poder aunque no las hagamos públicas. Por otra parte, recordad que vosotros también podéis participar en este espacio con vuestras opiniones, quejas, denuncias, etc y lo podéis hacer escribiendo a blog@portalparados.es


Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner