www.portalparados.es

Nº Parados 23/07/2018

SEPE
3162162
EPA
3796100

Nº Parados 23/07/2018

SEPE
3162162
EPA
3796100
cursosbanner
En la semanal columna de Los Lunes al Sol, la periodista María Díaz narra las principales peripecias que se pueden producir en nuestras vidas cotidianas con la llegada de utensilios tan imprescindibles en nuestras vidas como el teléfono móvil. A veces son tan indispensables que se nos olvida cuidar las formas y la buena educación con ellos.

Los malos modales del mundo moderno

En la semanal columna de Los Lunes al Sol, la periodista María Díaz narra las principales peripecias que se pueden producir en nuestras vidas cotidianas con la llegada de utensilios tan imprescindibles en nuestras vidas como el teléfono móvil. A veces son tan indispensables que se nos olvida cuidar las formas y la buena educación con ellos.  

Unos tipos a los que confieso conocer y que, en panda, responden al nombre de Ron Lalá me han hecho pensar mucho últimamente sobre el concepto tiempo. O mejor dicho, sobre el matiz del mismo que afecta al horario.



A mí me enseñaron que antes de las 10 de la mañana y más allá de la 10 de la noche no se llama a nadie por teléfono. A no ser que haya que darle una mala noticia, para lo que, lamentablemente, no existe horario ni fecha en el calendario. O que haya una confianza de no te menees, especialmente si hay que telefonear a persona alguna a partir de las 8 de la tarde. El móvil nos ha hecho esclavos de nosotros mismos y atendemos al personal en el momento que sea. Alguien preguntaba el otro día con mucho sentido del humor sobre el protocolo al respecto. La consulta giraba en torno a ¿dónde se coloca el teléfono móvil en la mesa? Ya saben que todos los artilugios que la acompañan tienen su sitio: la cuchara a la derecha, el cuchillo junto al plato, los vasos al frente…La respuesta se la voy a dar yo: en ningún lado. A la hora de comer también hay que desligarse de ese aparato, que está muy bien para conectar con el mundo…hasta que te hace desconectar de tu realidad más cercana. Léase familia y amigos. A la hora de comer se come y se disfruta de la compañía. Si la hay. Y si no, se aprovecha el rato para no hacer nada, que bastante tenemos con lo que tenemos.

El otro día alguien tuvo a bien llamarme a casa a eso de las 8 de la mañana. Créanme que yo no duermo, y que manejo a la par el horario de churrero con el de cantautor. Pero esas horas me parecen de una intimidad flagrante. Después de susto, porque sólo se te pasan por la cabeza los peores pensamientos, cae la conversación que te lleva al cabreo: o se han equivocado o precisan de ti una agilidad mental impropia del momento. Peor se pone el asunto si el propio lo que quiere es pedirte un favor. ¿Qué hacemos? ¿mandamos a todos con sus madres a ver si aprenden modales?.

Luego están los que no reconocen el valor de la telefonía. Ni tanto ni tan calvo. Y no entiende, por ejemplo, que una persona en el paro y con un subsidio de miseria prefiera renunciar a comer que a dar de baja su línea de teléfono. Cómo se nota que no han necesitado estar al cabo de la calle para incorporarse a la vida laboral. Pasar hambre es duro, muy duro. Pero no tener manera de que contacten contigo para ofrecerte una posibilidad de salir de los malos momentos es peor. ¿O no?

También están esos que han convertido la posesión de un modelo de teléfono de última generación en un concurso de triunfadores al uso. Tengo una amiga que presume de la de iconos que ha conseguido descargar en su pantalla…¡pero no sabe cómo se le quita el sonido cuando está en el cine!. Ya me contarán.

¿A qué estamos jugando en estos tiempos? ¿Qué es lo que importa? ¿Ha traído la crisis los malos modales y los cargamos desde antes? ¿Es que ahora vale todo? Yo me quedo con lo que tengo a la espera de poder mejorar: un horario marcado para las visitas, posibilidad de tiempo libre, un móvil que con que me conecte con el mundo telefónicamente me sirve y la ausencia de peores noticias de las que ya llevo en el cuerpo. ¿Alguien sabe dónde tengo que firmar?


María Díaz
Periodista
www.mariadiaz.eu

 

 

 

Puedes seguir a Portalparados en Facebook, Twitter y Linkedin


Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner