www.portalparados.es

Nº Parados 13/12/2018

SEPE
3252867
EPA
3490100

Nº Parados 13/12/2018

SEPE
3252867
EPA
3490100
cursosbanner

Esta semana hemos conocido a través de una nota de prensa de una empresa de trabajo temporal que aumenta hasta un 30 por ciento el número de personas que tienen un currículum B, ese en el que necesitamos quitar formación y/o experiencia profesional para optar a un empleo de menor cualificación profesional.  

//

Seguramente alguno de vosotros pertenecéis a ese porcentaje que va en aumento según avanza la crisis. Y probablemente, tengáis motivos más que sobrados para hacerlo en un momento en el que los puestos escasean y la necesidad por encontrar uno de ellos es acuciante.



Lo más llamativo de ese comunicado ya no es la cifra, que también, sino el mensaje que lanza esa empresa de trabajo temporal que califica esa actitud de errónea puesto que el candidato se puede sentir frustrado por desarrollar una tarea laboral muy inferior a sus posibilidades. Y negativo para la empresa que verá como esa persona abandona el barco en cuanto tenga la oportunidad.

Pues bien, me acojo a esa gran frase, pronunciada por una invitada al programa “Ciudadanos” en la que sentenció “primero trabajar y después filosofar”. O lo que es lo mismo, una cosa distinta es lo que sería ideal y otra cosa es situarse con los pies en el suelo, en la más cruda realidad.

Y si uno vive el día a día, esto de la ortodoxia de los gurúes del mundo del empleo me hace mucha gracia. Me gustaría saber qué harían ellos si se encontrasen con la prestación por desempleo a punto de terminar y sin otra posibilidad de encontrar un hueco en el mercado laboral más que como dependiente, camarero o administrativo.

Es verdad que en tiempos de bonanza, ese tipo de puestos nos pueden provocar frustración si en nuestro currículum aparece una carrera y un máster por ejemplo. Pero en estos tiempos de escasez de ofertas, la verdadera frustración es no lograr un empleo con el que sobrevivir, por lo menos.

Sólo entiendo esa posición oficial de esa ETT porque ellos tienen un interés claro en sus clientes que no somos nosotros, los trabajadores, sino las empresas que son las que les pagan. Y claro, hemos de reconocer que alguna molestia, algún gasto extra se les provoca cada vez que un trabajador se les marcha para ocupar un puesto acorde a sus méritos. Pero estamos en una sociedad de libre mercado, para lo bueno y para lo malo. Esa es la realidad y quedo abierto a vuestras opiniones al respecto.

 

Javier Peña
Director Portalparados.es

Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner