www.portalparados.es

Nº Parados 19/11/2018

SEPE
3254703
EPA
3490100

Nº Parados 19/11/2018

SEPE
3254703
EPA
3490100
cursosbanner
Hoy María Diaz llega a su columna de "Los Lunes al Sol" muy provocadora, tremendamente provocadora. ¿Nos habla de sexo¿ ¿de sexo y trabajo? ¿de sexo en el trabajo? Como no queremos destripar las próximas líneas, lo mejor es que ustedes mismos salgan de dudas.

El sexo es al trabajo lo que la sal al café

Hoy María Diaz llega a su columna de "Los Lunes al Sol" muy provocadora, tremendamente provocadora. ¿Nos habla de sexo¿ ¿de sexo y trabajo? ¿de sexo en el trabajo? Como no queremos destripar las próximas líneas, lo mejor es que ustedes mismos salgan de dudas.  

¡Ay¡ ¡Seguro que han picado¡ Lamento darles un disgusto: más que de sexo de lo que yo quiero hablarles es de sexualidad. Tampoco voy a ponerme a contarles chascarrillos ahora de si sé de unos que se lo hicieron sobre una fotocopiadora o de si mi marido me pone los cuernos con una compañera de trabajo ( espero que no: mas que nada porque una es muy sentida y entre los chicos que trabajan con él no veo yo a ninguno que pueda apetecerle…). No, no. Me refiero al hecho obvio de que todos nacemos sexuales…aunque les duela a nuestros jefes. Mejor dicho, a nuestros empleadores.

Me gustaría pensar que ha pasado ya el momento en que las mujeres somos convocadas a entrevistas de trabajo sólo para contestar sobre nuestros planteamientos sobre la maternidad y demás zarandajas personales. Se supone que una ley nos protege ante eso, pero hace mucho que se que los reyes son los padres y ya no me creo nada. Sin embargo, leo con asombro una encuesta en la que el 69% (¡qué bonita cifra!) de los españoles menores de 35 años prefiere una mujer como jefa. Vaya por delante que las encuestas sobre sexo y dinero no hay quien se las trague. Y esta, de alguna forma, atañe a los dos asuntos. Pero, qué quieren que les diga, tengo ganas de soñar sin pesadillas de por medio y este titular me ha gustado. Alegan que las féminas son más proclives a la conciliación familiar. ¡Claro! La sufren en sus carnes y los tiempos están cambiando que es una barbaridad. También es cierto que de poco vale la voluntad femenina si al empresariado, mayormente masculino (recuerden la reunión de Zapatero en Moncloa) no acaba de entrarle en la sesera de qué va este asunto. Pero camino que no se empieza, recorrido que no se hace.

Por algo la sociedad, empeñada en poner adjetivos a la sexualidad cuando lo que quiere es ponerle límites, sigue dejando de lado a todos aquellos que decidieron que dos categorías eran pocas para clasificarnos. Sobre todo, cuando se da por hecho que uno es lo que se espera de él cuando nace: hombre si lleva “colita” y mujer si lleva “rajita”. ¿De verdad que hemos alcanzado el siglo XXI? ¿Están ustedes seguro de eso?

Ahora que marzo está a la vuelta de la esquina, déjenme que les marque dos fechas en el calendario (pero dos fechas para aniquilar): el 1 y el 8 de marzo. El Programa de información y Atención a Homosexuales y Transexuales de la Comunidad de Madrid ha tenido que organizar una Jornada Jurídico informativa el primer día del mes entrante porque a estas alturas de la película todavía nos permitimos el lujo de señalar con el dedo al no-heterosexual . Es más, hasta de negarle un trabajo. Se puede ser ladrón, maltratador, abusador y todo lo que ustedes quieran sin tener problemas laborales, pero como usted se llame Manolo y tenga unas tetas estupendas, las posibilidades de conciliar su derecho al trabajo y su elección sexual se le van al garete de todas todas. Ya ven qué sociedad tan preparada. Con la Inquisición vivíamos mejor.

De verdad, porqué estamos empeñados en que el varón blanco y heterosexual compone la mayoría y la normalidad de la sociedad actual. ¡Son una minoría! Por mucho que nos empeñemos. Así que a ver si entre todos conseguimos que jornadas como ésta y como la de la mujer trabajadora del 8 de marzo (tengo problemas de memoria en este momento: ¿alguien puede decirme cuando celebran los hombres trabajadores su día, que me he perdido?) acaben desapareciendo. Porque no hay nada como que nos miremos todos normalmente para entender que las fechas exclusivas marginan. Y ya me estoy hartando de estar al borde de la sociedad en la que vivo.



 

María Díaz
Periodista
www.mariadiaz.eu

Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner