spot_img

El humor español ante la adversidad

//

Cada vez me felicito más a mí misma por dos cosas: porque este país tenga, para muchas cosas, el carácter que tiene; y por haber ido progresando adecuadamente en la lectura de las paginas sepias de los distintos periódicos de este país. ¿O no tan distintos?

Lo digo porque nuestra alma de chirigota continua, esa que nos permitió hacer chistes sobre Tejero el 24 de febrero del 81, por ejemplo, nos va librando de la somanta de bofetones que nos andan metiendo por todos lados. Somos un país tan contradictorio, que nos merendamos al que nos pongan por delante en un terreno de fútbol pero hemos sido capaces de perder toda credibilidad fuera del campo. Y aunque a veces celebro tanta vuelta gramatical a los conceptos que nos lanza el gobierno, quizá por aquello de pensar que disfrazar el hecho puede aligerar la alarma, lamento que nos tomen por tontos de manera sistemática. Se levanta el telón y aparece Cristobal Montoro anunciando “la ponderación de impuestos en clave europea”. Traducción de la prensa española: sube el I.V.A. Se levanta el telón y aparece Luis de Guindos informando de “el préstamo de hasta 100.000 millones sin condiciones concedido por Bruselas para sanear la banca española” y las redes sociales empiezan a arder con la traducción correcta a tan elaborado trabalenguas: rescate, la palabra es rescate. Y lo de sin condiciones que me lo expliquen clarito, porque aún no conozco el caso de que te dejen dinero sin recibir nada a cambio. ¡Y a los bancos! Esas entidades que nos han desprotegido en la galerna, que nos han puesto en la calle sin hacer una mueca, los que nos cobran por respirar y sólo nos dejan el paraguas cuando no llueve. Pero lo pagaremos nosotros, sus víctimas. Y aquí no pasa nada. Estiramos el “chiste” y comenzamos a manejar el lenguaje de los que mandan. Así twitter se hace eco de que “de Guindos no es calvo, sólo tiene poco pelo”.

Aunque no se lo crean el humor es un buen arma contra la panda de infortunados mensajes que recibimos. Pero me parece que poco les importa a algunos ser objeto de mofa y befa. Entiendo que la última encuesta del C.I.S. deje a todos los miembros del gobierno con un cate difícil de recuperar en septiembre, cuando Grecia se vea obligada a salirse del euro y la moneda única empiece a lamentarse de heridas y fisuras.

Imagino que, por mucho que diga Obama, que se le agradece, al otro lado del charco se están tirando de risa con los diferentes y grotescos espectáculos que les estamos sirviendo en bandeja. Porque los numeritos del show no serán buenos pero al enemigo económico le tienen que estar haciendo mucha gracia.

Y felicitémonos de que alguien con algo de cabeza, catalán, seguro, que para eso son muy coherentes, le haya convencido al presidente de gobierno de que diera la cara antes de marcharse a ver a la selección española, porque si no aquí se monta gorda. ¡Uy!, que no es “gorda”, que es “fuera de los baremos de peso establecidos”. Me pregunto, afectada por el tinte, ¿habría comparecido Rajoy si no fuera porque quiere estar en el palco polaco esperando una victoria futbolística sobre Italia?. No nos queda más orgullo patrio que ese, solo faltaba que se perdiera la foto…aunque no habría estado de más que se lo hubiera pensado un poco. No querría estar yo en la piel de Del Bosque.



María Díaz
Periodista
www.mariadiaz.eu

 

 

Puedes seguir a Portalparados en FacebookTwitter y Linkedin

Related Articles

3 Comentarios

Dejar respuesta

Déjenos su comentario
Por favor introduzca su nombre aquí

Nuestras RRSS

73,414FansMe gusta
80,446SeguidoresSeguir

últimos artículos

You cannot copy content of this page