www.portalparados.es

Nº Parados 18/06/2018

SEPE
3335868
EPA
3796100

Nº Parados 18/06/2018

SEPE
3335868
EPA
3796100
cursosbanner
En estos momentos de pleno debate sobre el futuro de la educación, y especialmente de los centros públicos, un estudiante que ha obtenido la mejor nota de selectividad en Madrid, cuyo nombre es Anatolio, ha hecho una defensa de la igualdad de oportunidades en esta materia para todos los alumnos, provengan de donde provengan. A este asunto, dedica hoy su espacio de Los Lunes al Sol la periodista, María Díaz.

El futuro se llama Anatolio

En estos momentos de pleno debate sobre el futuro de la educación, y especialmente de los centros públicos, un estudiante que ha obtenido la mejor nota de selectividad en Madrid, cuyo nombre es Anatolio, ha hecho una defensa de la igualdad de oportunidades en esta materia para todos los alumnos, provengan de donde provengan. A este asunto, dedica hoy su espacio de Los Lunes al Sol la periodista, María Díaz.  

No sé cómo habrá ido la selectividad en otras provincias, porque los medios de comunicación tienden mucho a mirarse el ombligo y a creer que todo ocurre en Madrid. Y si no, no sucede. Pero he visto que un chaval que responde al complicado nombre de Anatolio Alonso (quédense con el nombre, que tampoco es difícil) ha sido la mejor nota en esta comunidad, insisto, al parecer la única que importa. Y, mire usted por donde, el muchachote defiende con uñas y dientes la enseñanza pública, de la que proviene, mientras se plantea, y por qué no, un futuro que pasa por la medicina pero que puede terminar en la política.



Vayamos por partes, que las hay. He estado indagando sobre el nombre, porque, sinceramente, nunca antes lo había escuchado. Es de origen griego y significa “que vino de oriente”. Pues no sé si viene de allí pero si está buscando un futuro en condiciones creo que debería ir mirando hacia aquellos lares. Los hemos despreciado durante siglos y ahora nos dan sopas con onda en eso de tener sus economías saneadas. De libertades y demás no hablo, porque ahí los encuentro cojos. ¡Qué les voy yo a decir, si además soy mujer! Y a mucha honra. Parece ser que al nombre de Anatolio van unidos valores como la creatividad, el honor, el humor, la integridad, la exigencia y la alegría. Si es cierto, le van a venir estas condiciones de madre para el futuro que le espera. Yo le animo desde aquí porque le he oído hablar y, además de inteligente, el chico me ha parecido muy listo. No les digo más que cree en la enseñanza pública, vamos en ese que les da derecho a todos a aprender cada día un poquito y a prepararse para tener un mañana…

En sus primeras declaraciones asegura querer empezar, y hasta terminar, la carrera de medicina. Pero no descarta hacer un apaño con la política. Falta nos hace. O vamos renovando con hornadas nuevas esta clase o el futuro nos lleva hacia atrás en vez de hacia adelante. ¡Ay! a mí me gusta mucho cuando oigo a la gente joven hablar así y les veo comprometidos con la sociedad que les ha tocado vivir, sin esconderse a sus vergüenzas. No sé que vida llevará Anatolio en los siguientes años, pero yo, en cuanto escuche su nombre estaré a la que salta, que el chavalote me ha devuelto la fe en la raza humana por unos días.

Todo esto ocurre la misma semana que personal nada dudoso, como el que por ejemplo va a apoyar a Teresa Berganza en su homenaje en el Teatro Real, patalea y silba al desministro de Cultura, un tal Wert. Supongo que este, no sé cómo llamarle, persona no me sale, este “lo que sea”, se sentía muy seguro en ese terreno (no se atrevió a pisar los premios Max ni los de la Unión de actores, que uno tiene mucho valor para ponerle un 21% de I.V.A. de cargo a la cultura pero no para asumir que la ha cagado). Me imagino al desministro de niño, seguro que era de esos que tiraba la piedra y escondía la mano. Le he escuchado a Forges este fin de semana otra de sus sabias “ecuaciones”: “Genio es el que inventó el cine y antigenio el que inventó el 21 % de I.V.A.”. No se puede decir mejor. El problema es que parece que el asunto no va con él así que tiende a hacerse “el orejas” y a defenderse atacando, como cuando Montoro acusa a los artistas de hacerle trampas a Hacienda por no contestar a lo que le preguntan. Mentira, se lo digo yo que de esto sí que sé.

No sé si será por eso, pero fíjense la próxima vez que vean a un político en una comparecencia, sea del color que sea, y no me digan que, con ese plano que les sacan, no parece que están concursando en “Pasapalabra”…Les falta el rosco, pero ese ya se lo pongo yo en su boletín de notas: un buen cero patatero y un muy deficiente en aptitud. A casi todos. Que antigua, ¿no?. Es que yo ya soy muy vieja, por eso me muestro tan descreída.

Nota: ciertamente “jirones” es con “j”. Gracias a quien me corrigió, que a veces una escribe muy deprisa y va más al concepto que a la forma. Y eso no es bueno.

 

María Díaz
Periodista
www.mariadiaz.eu

Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner