www.portalparados.es

Nº Parados 22/10/2018

SEPE
3202509
EPA
3490100

Nº Parados 22/10/2018

SEPE
3202509
EPA
3490100
cursosbanner

El efecto desánimo

Hemos conocido esta semana los datos del paro correspondientes al mes de junio que en teoría, nos había dejado una disminución histórica del número de desempleados, cifrada en 127.000 personas en números redondos. Sin embargo, nos ponemos a escarbar y nos damos cuenta que la cifra de contratos no se corresponde con esa reducción. Rápidamente, muchos medios de comunicación se han lanzado a hablar del efecto desánimo...  

Cuando hemos publicado los datos del paro del mes de junio, alguno de nuestros seguidores nos han contestado rápidamente que no se lo creían. Y alguno de ellos lo saben bien no sólo porque sufren el drama del paro en sus propias carnes sino porque conocen qué ocurre en su entorno. Y eso merece la atención fuera de los datos que siempre son fríos e interpretables.



 

Es lógico que en la temporada de verano, aumenta el número de contrataciones en un país que como el nuestro, vive del turismo en este periodo. Y se suelen intensificar aunque ahora en menor medida que en los momentos de bonanza. De hecho, las empresas de trabajo temporal habían predicho que el número de contratos sería parecido al del año anterior, quizás ligerísimamente superior.

 

Dicho esto, es cierto que hoy en día, tiene poco o ningún atractivo apuntarse a las oficinas de empleo, salvo que uno vaya a percibir alguna prestación o subsidio por desempleo. Y su escaso atractivo procede del escaso número de ofertas de trabajo que ponen a disposición de los desempleados y los cada vez menores servicios que prestan, entre otras muchas cosas.

 

Es normal, por tanto, que cunda el desánimo entre muchas personas y que desaparezcan de esas listas del antiguo INEM. Probablemente nos ofrezca una visión más clara de la situación la Encuesta de Población Activa del segundo trimestre del año que conoceremos dentro de un par de semanas aproximadamente.

 

Lo que me llama la atención es que nadie reflexione entre las autoridades laborales tanto nacionales como autonómicas de los motivos de ese desánimo y de las medidas que se podrían impulsar para luchar contra él. Por tanto, me atreve a afirmar que la desidia de las administraciones contribuye además a esa desmoralización que tienen muchos y que no beneficia ni a los que lo sufren ni al resto de la sociedad.

 

Por supuesto que en esa reducción, también debemos apuntar a miles de personas que se marchan de España para buscarse la vida en otros países. Ellos son también víctimas del desánimo aunque han luchado contra él adoptando una medida que no es ni mucho menos fácil, a pesar de la propaganda oficial al respecto.

 

Las cifras en muchos casos son sólo cifras. Pero en este caso no. Aquí hablamos de personas que luchan, que sufren y que también tienen derecho a reclamar que nuestros políticos analicen con rigor la situación para buscar soluciones. Porque lo primero necesario para encontrar una solución, es tener un buen análisis del problema.

 

Javier Peña
Periodista
Portalparados.es

Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner