www.portalparados.es

Nº Parados 22/04/2018

SEPE
3422551
EPA
3766700

Nº Parados 22/04/2018

SEPE
3422551
EPA
3766700
cursosbanner

En un conocido programa de televisión, escuché hace unos días las declaraciones de un supuesto empresario que se quejaba de que en España, los desempleados no querían trabajar porque no aceptaban su maravillosa propuesta laboral. Consistía en un contrato mercantil que obligaba a darse de alta como autónomo sin disponer de un ingreso mínimo mensual, ni siquiera para los gastos de gasolina, teléfono, impuestos, etc.  

//

Este tipo de supuestas ofertas de trabajo ya aparecían en los años previos a la crisis. Tampoco vamos a echar la culpa de todo a los años de dificultades económicas. Pero ahora estos empresarios listillos campan a sus anchas, no sólo ofreciendo estas propuestas denigrantes sino dedicándose a dar lecciones a la sociedad española sobre la falta de ganas de trabajar de los desempleados.



Y me refiero a ellos como supuestos empresarios porque en realidad, no lo son. Uno de los principios básicos de la actividad empresarial es asumir los riesgos de un negocio, de tal manera que ganan mucho dinero si va bien o pierden si va mal. Al ofrecer este tipo de contratos a autónomos, sin ningún ingreso mínimo, lo que hacen en realidad es compartir esos riesgos con el trabajador. Y digo compartir por ser suave porque hay negocios en los que todo el riesgo los asume ese pobre comercial que admite este tipo de contratos.

Otro de los principios básicos de cualquier trabajo es la necesidad de que exista un salario. Toda aquella actividad que no tenga una recompensa económica vía salarial, no se puede considerar una oferta de empleo. Esto es así de sencillo aunque muchas veces se nos olvida.

Es verdad que en los portales de empleo, incluido el nuestro, pueden aparecer propuestas de estas características pero es tremendamente difícil controlar toda esta actividad por más empeño que le pongamos los responsables. La única opción es que sigan sin encontrar candidatos. Es la única forma de que se vayan extinguiendo.

Este empresario que ya recibió las críticas de las personas que se encontraban en el plató de televisión, debe pensar que los desempleados somos tontos y ante nuestra desesperación, estamos dispuestos a regalar nuestro tiempo, nuestra gasolina, nuestro teléfono al negocio de un señor sin más garantía que su palabra.

Es más, debemos saber que ese tipo de contratos mercantiles obligan a los firmantes pero su cumplimiento es muchísimo más difícil que un contrato laboral. Es decir, si finalmente no nos pagan por cualquier causa, debemos reclamar las cantidades por la vía civil que es mucho más costosa y de tramitación más larga en el tiempo que en la vía laboral.

Comprendo que muchas personas, desesperadas por la falta de otro tipo de oportunidades, se agarren a un clavo ardiendo con tal de volver al mercado laboral. Pero no nos engañemos, hay ofertas absolutamente envenenadas que debemos rechazar porque no ofrece ninguna solución a la falta de empleo.

 

Javier Peña
Director Portalparados.es

Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner