www.portalparados.es

Nº Parados 22/04/2018

SEPE
3422551
EPA
3766700

Nº Parados 22/04/2018

SEPE
3422551
EPA
3766700
cursosbanner

Los medios de comunicación hablamos con frecuencia de las dificultades que tienen los jóvenes para encontrar un puesto de trabajo. Una tasa de paro del 57% justifica sobradamente la preocupación de algunos sectores por este colectivo. Y esa tasa convive con otra realidad tan dañina o más que la anterior. La discriminación que muchas empresas establecen por la edad. Empresas que no están dispuestas a contratar a menores de 45 años, o incluso, a menores de 35, son habituales en los portales de empleo.  

//

Cuando hablo de la discriminación por cuestiones de edad, excluyo de este supuesto a aquellas empresas que se acogen a programas específicos de empleo dirigidos a jóvenes. Esas compañías tan sólo se benefician de una serie de medidas que las administraciones facilitan para la contratación de diversos colectivos que la mayoría de veces son jóvenes y otras aquellos colectivos con mayores dificultades de inserción laboral.



Si quitamos esta circunstancia concreta, las ofertas de empleo que limitan el rango de edad de los candidatos sin motivo aparente, demuestran varias cosas desde mi punto de vista. La más elemental es que la discriminación por razones de sexo, edad, raza o religión que recoge la Constitución española, no es perseguida por las autoridades laborales que están más preocupadas de otro tipo de fraudes que de ese.

La siguiente conclusión es más profunda y negativa para nuestra sociedad. El valor de la experiencia ha pasado a un segundo plano. Es mucho más importante tener mano de obra dócil y barata que profesionales con la experiencia suficiente como para afrontar una tarea con garantías. Eso subyace de esas oportunidades laborales que establecen restricción de edad.

He leído recientemente en nuestro Buscaempleo una oferta de trabajo para camarero con una condición que me llamó poderosamente la atención. Debían tener los candidatos 19 años. Ni 20 ni 18. Y mucho menos 30 o 40. Es verdad que algunos negocios hosteleros, dirigidos a jóvenes, necesitan trabajadores de una edad similar para que empaticen con la clientela pero claro, ajustar tanto me parece, como mínimo, chocante.

Alguien puede pensar que la labor de un camarero no es suficientemente cualificada y casi cualquiera podríamos ejercerla. No es así. Cuando acudimos como clientes, sabemos diferenciar claramente entre los buenos y los malos profesionales en este ámbito, como en cualquier otro. No se trata de tener 19, 20 o 50 años. Es cuestión de valorar la profesionalidad de la persona que opta a ese puesto.

Esto es sólo un ejemplo. Podríamos repasar casi cualquier sector para demostrar lo poco que se valora la experiencia. Y con ello, las cifras dirán que hemos mejorado en competitividad al contratar más barato pero hemos perdido significativamente en profesionalidad.

Aquellos tiempos en los que el trabajador de mayor edad se convertía en el maestro de los más jóvenes se han acabado. Se producía una transferencia de conocimientos y de experiencia vital entre generaciones que desde mi criterio, era muy valiosa para ambas partes. Los mayores porque recibían savia nueva, otros puntos de vista; y los jóvenes, el aprendizaje que proviene de muchas experiencias.

Ahora no da tiempo. Vivimos en un mundo de máxima velocidad. Tan rápido caminamos que nos dejamos en el camino muchas cosas. Una de ellas, el valor de la experiencia. Esa virtud que para muchos responsables de Recursos Humanos, es un defecto porque según dicen, impide nuestra capacidad de adaptación, nuestra flexibilidad, todos esos conceptos que ahora están tan de moda.

Lo patético es que nuestros gobernantes han decidido ampliar la edad de jubilación hasta los 67 años cuando es literalmente, un milagro llegar a los 55 con un puesto de trabajo estable. Ya he dicho que me parece un despilfarro para nuestra sociedad que los jóvenes acaban trabajando en el extranjero después del dinero que hemos invertido en su educación. Y lo mismo podría decir de las personas que han aglutinado años y años de labor en cualquier actividad profesional. Eso sí es un derroche!!

 

 

Javier Peña
Portalparados.es

Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner