www.portalparados.es

Nº Parados 21/07/2018

SEPE
3162162
EPA
3796100

Nº Parados 21/07/2018

SEPE
3162162
EPA
3796100
cursosbanner
La periodista, María Díaz, se refiere en su habitual columna de Los Lunes al Sol a la polémica que se ha generado en Avilés por unas declaraciones del responsable de cultura en el gobierno asturiano que ha provocado una reacción conjunta de todos los habitantes de este municipio y curiosamente, de sus responsables políticos, sean del color que sean.

Avilés, como Fuenteovejuna, todos a una

La periodista, María Díaz, se refiere en su habitual columna de Los Lunes al Sol a la polémica que se ha generado en Avilés por unas declaraciones del responsable de cultura en el gobierno asturiano que ha provocado una reacción conjunta de todos los habitantes de este municipio y curiosamente, de sus responsables políticos, sean del color que sean.  

Hay veces que las intenciones de uno yerran en su finalidad como una bala mal apuntada y obtienen resultados que ni de lejos hubiera sospechado nadie. Es lo que se conoce como una serendipia, término que coloquialmente manejamos como “chiripa”. Increíble, pero acabo de ser testigo de una de ellas. Un origen lamentable, una frase equivocada en boca de un político errado y las fuerzas vivas de los partidos de un maravilloso pueblo asturiano llamado Avilés han hecho piña y confraternizado para remar en un mismo barco. Inaudito. Cuando empiezo a perder la fe en los seres que nos representan como ciudadanos, asisto a la imagen que me devuelve la esperanza.



Para quienes no conozcan este hermoso lugar, déjenme que les ilustre un poco. Con apenas 80.000 habitantes, Avilés fue una próspera localidad industrial que ha sufrido una transformación parecida a la de Bilbao: han limpiado sus fachadas y calles y se han encontrado con que debajo de la mugre industrial tenían un pueblo realmente precioso. Además, está su gente, hospitalaria y honrada, que te hace sentir como en casa. Y, para más i.n.r.i. han hecho una apuesta cultural que les ha puesto en el mapa…mundi. Hace unos años alguien decidió encargar un centro cultural nada menos que a un arquitecto de reconocido renombre internacional con Niemeyer. Y hete aquí que en su inaudita aventura le propusieron a Kevin Spacey que pusiera sus conocimientos de gestor a su servicio. Y Spacey, que es generoso e inteligente, y que quedó fascinado por su pueblo y  su gente dijo que sí. Así que ahí andaban los avilesinos, apareciendo en los medios de comunicación de todo el mundo, cuando para remate, se traen una exposición de fotos de Jessica Lange y al propio actor de “American Beauty” al frente de una compañía de aupa para representar “Ricardo III”, uno de los grandes textos de la dramaturgia universal, nacido del ingenio de un tal Shakespeare. Todos los ojos del mundo se fijaron en Avilés, en que existía y apostaba por lo más grande.

Pero miren por dónde, esta semana, el consejero de cultura del gobierno asturiano se ha despachado diciendo que no pensaba pasarse por ahí, porque todo esto que yo acabo de narrarles, ni es cultura ni es nada. Y el pueblo, como en Fuenteovejuna, se ha revuelto en sí mismo y se ha puesto en la calle para reivindicarse como lo que son: honestos y valientes. Y de paso, este político de marras, cuyo nombre no voy a dar porque creo en la capacidad del ser humano de corregir sus errores, ha conseguido que todos los partidos políticos apoyen su proyecto y se unan a su lucha. Pacífica, pero lucha. Supongo que Niemeyer, ya centenario pero vivo, y Spacey estarán alucinando ante las palabras del propio. A Shakespeare, afortunadamente, el asunto le ha pillado muerto, porque si no, lo mismo lo matamos nosotros del disgusto. Pero, miren, yo me quedo con lo bueno. Con esos profesionales de la política que han sabido darse la mano. Porque el Niemeyer, se me olvidaba, ha tenido que suspender su programación.

Cuando Stanley encontró al hombre que tanto tiempo buscaba le hizo una pregunta que se ha convertido en un clásico: “¿El doctor Livingstone, supongo?”. Y el explorador le respondió sencillamente con un “¿qué pasa por el mundo?”. Pues eso, que todavía hay gente que se propone convertir en real una utopía. Aquí, en un pueblo de Asturias. Y que alguien que no lo pretendía ha conseguido atar de cerca a fuerzas ideológicas que no parecían estar llamadas para el consenso. Eso pasa por el mundo.

María Díaz
Periodista
www.mariadiaz.eu

Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner