www.portalparados.es

Nº Parados 22/06/2018

SEPE
3335868
EPA
3796100

Nº Parados 22/06/2018

SEPE
3335868
EPA
3796100
cursosbanner

La Generalitat y las cuatro diputaciones provinciales catalanas destinarán este año un total de 140 millones de euros a planes de empleo, de los que se beneficiarán unos 18.500 parados, lo que supone un 50 % más que en 2014 tanto en dotación del programa como en número de beneficiarios.  

Los planes de empleo son programas mixtos de formación y trabajo que tienen como objetivo formar a personas en situación de desempleo para facilitar su acceso al mercado laboral.



En su conjunto, en materia de políticas activas de empleo, Govern y diputaciones invertirán este año 301,8 millones de euros, frente a los 191 millones de 2014, y se beneficiarán de estas iniciativas más de 132.000 personas, unas 16.000 más que en 2014.

Así lo ha explicado hoy el conseller de Empresa y Empleo, Felip Puig, durante la firma del acuerdo de colaboración que han suscrito el gobierno catalán y las diputaciones para fomentar la creación de empleo.

Al acto, celebrado este mediodía en el Palau de la Generalitat, han asistido el presidente catalán, Artur Mas, así como los presidentes de las diputaciones de Barcelona, Salvador Esteve; de Girona, Joan Giraut; de Lleida, Joan Reñé, y de Tarragona, Josep Poblet, y representantes de patronales y sindicatos.

El acuerdo, que tendrá continuidad en los próximos años, tiene como objetivo fijar la coordinación de las diferentes administraciones en la aplicación de los planes de empleo enfocados a la inserción laboral de los parados.

En este sentido, tanto la Generalitat como las diputaciones se comprometen a compartir información, experiencias e intereses relativos a las políticas de fomento del trabajo y a cooperar en la definición de líneas estratégicas para la creación efectiva de empleo.

El presidente Artur Mas ha destacado que gracias a este convenio el Govern y las diputaciones “buscan y encuentran” soluciones para afrontar el “tema central del país”, que es la reducción de la tasa de desempleo, que por primera vez desde el año 2010 se sitúa por debajo del 20 % en Cataluña.

Así, Mas ha afirmado que es “muy falso” que el gobierno catalán se ocupe sólo del proceso soberanista y la creación de las “estructuras de Estado”, ya que su objetivo prioritario, ha insistido, es la lucha contra el paro, a la que “está abocando todos los recursos disponibles”.

Ha denunciado, a este respecto, que el Gobierno central ha reducido “drásticamente” en los últimos cuatro años las transferencias a Cataluña para políticas activas de empleo, desde los 430 millones de 2010 a los 176 de 2014.

Mas ha recordado asimismo que la realidad económica de Cataluña sigue siendo “muy dura”, aunque la tendencia es de mejora, como lo reflejan los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), que constatan que la comunidad volvió a crear empleo en el último año y que aumentó la contratación estable y bajó la temporalidad.

El conseller de Empresa y Empleo, Felip Puig, ha afirmado también que la lucha contra el desempleo “continúa siendo el primer y más importante” objetivo del ejecutivo catalán y que el acuerdo firmado con las diputaciones va en esta dirección.

“Este acuerdo no nace de cero, incorpora una visión global de las políticas más territoriales que se han desarrollado desde hace años. Representa una visión de mayor coordinación para ganar efectividad y eficiencia”, ha remarcado.

Para el presidente de la Diputación de Barcelona, Salvador Esteve, este convenio permitirá visualizar cómo las diferentes administraciones son capaces de unir esfuerzos “para afrontar los problemas reales de la gente” y hacer una política “con un claro acento social”.

“Es un buen propósito visualizar que vamos todos a una desde hace tiempo para generar trabajo”, ha incidido el presidente de la Diputación de Tarragona, Josep Poblet, quien ha reivindicado la importancia de la formación para crear empleo de calidad.

Por su parte, el presidente de la Diputación de Girona, Joan Giraut, ha resaltado que las administraciones tienen la responsabilidad y la obligación “de hacer todo lo que esté en sus manos” para facilitar la salida de la crisis.

Joan Reñé, presidente de la Diputación de Lleida, ha enfatizado que las instituciones han de trabajar coordinadamente para garantizar la cobertura de las necesidades básicas de los ciudadanos y que “en ningún momento” se crucen líneas rojas en materia de derechos sociales.


Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner