www.portalparados.es

Nº Parados 20/10/2018

SEPE
3202509
EPA
3490100

Nº Parados 20/10/2018

SEPE
3202509
EPA
3490100
cursosbanner

Ayudas.La obra social de La Caixa ha puesto en marcha un nuevo programa de apoyo a empresas con fines de carácter social pero que, a su vez, quieran ser viables desde el punto de vista económico, con una línea de ayudas de hasta 25.000 euros, que estos emprendedores deberán devolver si obtienen beneficios.  

Para su primera convocatoria, la entidad aportará una inversión inicial de 500.000 euros, una partida “modesta” ha explicado en rueda de prensa el director general de la obra social de La Caixa, Jaume Lanaspa, con la que en este primer año se confía impulsar entre 20 o 25 proyectos, que deberán estar en funcionamiento a partir del abril del año que viene.



Este programa, que cuenta con la colaboración del IESE Businness School -que ofrecerá formación a medida- está dirigido a empresas sociales recientes (de menos de tres años) o de nueva creación, así como a posibles nuevas líneas de negocio de entidades sociales ya existentes.

Tendrán que ser proyectos dirigidos a poner en marcha una actividad económica sostenible y de impacto social como pueda ser la inserción laboral de personas con discapacidad, o en situación de riesgo o exclusión social, el comercio justo, la producción ecológica o la vivienda social a precios asequibles.

Con este programa se quiere incrementar el impacto social de las empresas sociales de nueva creación, aumentar las probabilidades de éxito en los proyectos de los emprendedores sociales (ya que actualmente la tasa de supervivencia se reduce al 61,7 % a los tres años de su puesta en marcha) y acelerar la consolidación de empresas sociales de nueva generación.

Además, durante un año los proyectos seleccionados -que formarán parte de la Red de Emprendedores Sociales de La Caixa- recibirán el acompañamiento gerencial en la toma de decisiones, para identificar posibles riesgos y oportunidades.

Uno de los aspectos más destacados de este programa de ayudas, es que aquellas empresas sociales que logren beneficios deberán destinar un cinco por ciento de los mismos hasta devolver el dinero recibido y colaborar así en el impulso de otras iniciativas.

Lanaspa se ha mostrado convencido de que la partida inicial se incrementará en los próximos años y permitirá la conversión de un mayor número de iniciativas sociales en empresas sociales, sostenibles y viables.

Por su parte, el director general del IESE, Jordi Canals, ha apuntado que estos proyectos han de saber encontrar el nicho de aquellas necesidades sociales de mayor impacto, pero no únicamente para resolver la coyuntura actual marcada por la crisis. “Se necesita la mayor profesionalización de estos empresarios sociales”, ha argumentado Canals.

El director de proyectos de la Fundació Futur, Manuel Almirall, ha subrayado que los emprendedores sociales son imprescindibles, pero ha advertido la necesidad de que estos se vayan reinventando, incluso si tienen éxito, ya que sus ideas pueden ser copiadas por empresas que no tengan fines solidarios.


Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner