www.portalparados.es

Nº Parados 18/10/2018

SEPE
3202509
EPA
3490100

Nº Parados 18/10/2018

SEPE
3202509
EPA
3490100
cursosbanner

Como ya os hemos ido informando, los responsables de Apple continúan con su expansión en España abriendo tiendas dedicadas a la venta de su producto. En estos momentos, se está realizando el proceso de selección de personal para su nueva tienda de Valencia y como suele ser costumbre, los candidatos han firmado un compromiso de confidencialidad para que no cuenten detalles de las pruebas a las que son sometidos. Sin embargo, alguno de los candidatos ha roto esa condición y nuestros compañeros de valenciaplaza.com han desvelado algunos detalles.  

Aunque nos tememos que sólo se refieren a una parte del proceso, puede resultar interesante porque la técnica es muy americana. Está claro que Apple concede una importancia vital al marketing y en ese campo, sus trabajadores también juegan un papel fundamental. De momento, estos dos últimos día se han producido las primeras tomas de contacto y las pruebas seguirán en fechas sucesivas.



Según valenciaplaza.com, en el hotel (el Hospes Puerta del Mar, uno de los más lujosos y atractivos de la ciudad) al que han sido citados los candidatos que se inscribieron en la página de la compañía -y que han sido llamados uno a uno por correo electrónico- se vivieron ayer momentos que no se suelen suceder en una entrevista de trabajo al uso.

Los candidatos entraban al hotel y les dirigían a una de las salas de la planta baja donde les recibía un logotipo de la marca y las dos personas que dirigían el proceso de selección. Un pasillo, gritos de ánimo y aplausos, como si entraran en una cancha de baloncesto en un partido de la NBA.

A partir de ahí, en grupos de 25 personas, se presentaba la compañía (como si no la conocieran), la tienda (sin dar mayores detalles, por supuesto tampoco la fecha de apertura) y después, llegaba el momento de demostrar las habilidades de cada uno.

Los candidatos se presentaban en parejas… pero uno al otro, es decir: “Hola, él es fulanito, es licenciado en informática y le gusta comer helados de chocolate”. Evidentemente es un ejemplo ficticio, pero esa era la tónica: un dato profesional, uno personal.

Tras la presentación, se les propuso adoptar papeles de vendedor y cliente. Se enfundaron la conocida camiseta azul de dependiente, se colgaban al cuello la identificación y hacían un pequeño teatrito: “Hola, es que yo quiero un iPad pero me parece que va a ser muy complicado para mi que no tengo ni idea de informática”, “Vaya, no se preocupe, vamos a ver qué podemos hacer”. Otro diálogo ficticio, pero orientativo.

Evidentemente, el objetivo de este tipo de pruebas es conocer la capacidad de empatía de los candidatos con los clientes: ya no se trata de saber mucho o no de Apple y sus aparatos, hay que ser simpático. Al fin y al cabo, los dispositivos de la marca casi se venden solos.

No se habló de salarios pero sí de tipo de contrato: los hay de 40 y de 20 horas. Los candidatos suelen preferir estos últimos y la empresa también. La duración, indefinida desde el primer día.


Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner