spot_img

Los trabajadores de Rumanía no necesitarán permiso de trabajo en España a partir del 1 de Enero

//

Así lo dicta la última instrucción de la Secretaría General de Inmigración y Emigración a la que ha tenido acceso Europa Press, que pone fin a la prórroga de las restricciones de rumanos al mercado de trabajo español aprobada en la última etapa del Gobierno socialista.

   Con la adhesión de Rumanía a la UE el 1 de enero de 2007, España, como era su derecho, aplicó restricciones a la incorporación de sus trabajadores al mercado nacional, exigiéndoles un permiso de trabajo como a los inmigrantes procedentes de fuera del espacio Schengen.

   La restricción, que podía ampliarse hasta siete años según las condiciones del Tratado Schengen, estuvo vigente hasta el año 2009, cuando España decidió levantar la moratoria y permitir la libre circulación y empleo de los oriundos de Rumanía en su territorio.

   En aquel momento la comunidad rumana en España comenzó a crecer a ritmos que superaban el 12 por ciento interanual, hasta superar en número a los marroquíes, tradicionalmente más numerosos.

   Sin embargo, en julio de 2011, siendo la socialista Anna Terrón secretaria de Estado de Inmigración y Emigración y con España ya imbuida en la crisis económica y la destrucción de empleo, el Ejecutivo decidió aplicar de nuevo la moratoria a los trabajadores que quisieran llegar a España desde Rumanía, manteniendo las condiciones a quienes en aquel momento se encontraban dados de alta en la Seguridad Social, fuera trabajando o en búsqueda activa de empleo.

   La decisión, que suscitó una gran polémica y contó con la oposición tanto de los sindicatos mayoritarios como de las organizaciones de rumanos en España, fue autorizada finalmente por la Comisión Europea el 20 de diciembre de 2012, que impuso como límite temporal del 31 de diciembre de 2013, el mismo que ahora se materializa con las  instrucciones de la Secretaría General de Inmigración.

   Así las cosas, «a partir del 1 de enero de 2014 los nacionales de Rumanía no necesitarán autorización de trabajo para el ejercicio de actividades laborales por cuenta ajena, siéndoseles de aplicación, así como a sus familiares que sean beneficiarios de los derechos de libre circulación y residencia, el régimen previsto en España para los ciudadanos de los Estados miembros de la UE».

   Rumanía, el noveno país en tamaño de la Unión Europea y el séptimo en población (19 millones de habitantes) es el origen de la mayor colonia de extranjeros que reside en España, con 925.140 habitantes registrados a 30 de junio de 2013, cerca de un dos por ciento más que en la misma fecha del año anterior.

Related Articles

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Déjenos su comentario
Por favor introduzca su nombre aquí

Nuestras RRSS

73,431FansMe gusta
80,196SeguidoresSeguir

últimos artículos

You cannot copy content of this page