www.portalparados.es

Nº Parados 15/11/2018

SEPE
3254703
EPA
3490100

Nº Parados 15/11/2018

SEPE
3254703
EPA
3490100
cursosbanner

Los inmigrantes son uno de los colectivos que está sufriendo en mayor proporción la crisis que vivimos en España. Su tasa de paro es del 28 por ciento frente al 18 por ciento de los trabajadores nacionales, según refleja un estudio de Randstad que se ha hecho público con motivo de la celebración mañana del Día del Migrante. La vinculación además de este colectivo con los sectores económicos más afectados por la crisis está dificultando su integración en el mercado laboral.  

El resumen de este informe es claro: los extranjeros tienen mayor tasa de paro y más dificultades para conseguir un trabajo. Esa es la situación que están viviendo miles de personas que llegaron a España en busca de un futuro mejor y se han encontrado con los problemas del mercado laboral en los dos últimos años.



Resumimos alguno de los datos más llamativos de este informe. En primer lugar destaca que los trabajadores extranjeros sufren más el desempleo que los nacionales: mientras que los españoles rozan el 18%, los inmigrantes alcanzan una tasa que llega al 28%. 

Otro punto a mencionar es que ahora cada vez son más los extranjeros que han optado por empezar a trabajar: han experimentado un aumento de su población activa, en especial en el caso de las mujeres. Su tasa de actividad es del 77’5% frente al 60’06% de los nacionales. 

Sin embargo, los inmigrantes tienen más problemas para conseguir un nuevo empleo. Su presencia en el mercado laboral ha estado ligada a aquellos sectores que se han visto más dañados por la crisis y, ahora, tienen más dificultades para encontrar empleo acorde a su experiencia. Además, su inserción laboral se produjo en puestos de baja cualificación, lo que ahora les impide recolocarse con facilidad.  

los extranjeros fueron los primeros en aparecer como víctimas de la crisis; su unión a la construcción les hizo vulnerables cuando se produjo el agotamiento de este sector ya en 2007 e incapaces de reubicarse en otro.  

En el caso de los perfiles de mayor cualificación de la construcción o industria los trabajadores  intentaron reubicarse en este mismo sector, con relativo éxito. Por su parte, los trabajadores de escasa cualificación intentaron emplearse en el sector servicios, ya que en este campo la línea de aprendizaje es rápida, pero éste pronto comenzó también a presentar signos de debilitamiento. 

Incapaz de absorber tal cantidad de mano de obra y como consecuencia de la recesión económica, en 2008 comenzó también el desempleo en el sector servicios. En esta ocasión, no sólo dejó en desempleo a los hombres, sino a las mujeres extranjeras, sus principales empleadas. Además, no sólo se redujeron el número de puestos de trabajo, sino que muchas de estas mujeres han visto reducidas sus horas de trabajo y, por ende, sus ingresos. 

Este verano, la tendencia ha continuado y ha perjudicado aún más a los inmigrantes. El sector del turismo ha vivido su peor verano en una década, lo que ha incidido en una reducción del número de empleos y de ingresos, ya que la contratación ha sido menor tanto número de días como de horas. Además, las empresas han elegido a aquellos profesionales con experiencia acreditada, siendo más habitual la contratación de nacionales que de inmigrantes. 

Los datos de septiembre confirman esta tendencia y muestran que el sector servicios es ahora el que mayor número de desempleados arroja.

Este desempleo, no obstante, no ha afectado por igual a toda la población inmigrante. Destaca que las mayores tasas de paro afectan a los tres grupos que más población trabajadora aportan: Rumanía, Ecuador y Marruecos.

 


Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner