www.portalparados.es

Nº Parados 17/11/2018

SEPE
3254703
EPA
3490100

Nº Parados 17/11/2018

SEPE
3254703
EPA
3490100
cursosbanner

Las pymes españolas mantuvieron el empleo y transformaron los contratos temporales de sus trabajadores en fijos en todos los sectores a pesar de la crisis económica, según el estudio 'Las pymes españolas con forma societaria' elaborado por el Colegio de Registradores de la Propiedad.  

La evolución de los datos entre 2005 y 2009 demuestra que las pymes españolas poseen una contrastada capacidad para mantener los puestos de trabajo en cualquier fase del ciclo económico, ya que cerca del 80% de su valor añadido bruto va destinado al pago de los gastos de su personal.



Las microempresas pasaron de emplear a 2,5 trabajadores fijos en 2005 a 2,9 en 2009, periodo durante el que redujeron su plantilla de empleados no fijos de 1 a 0,6.

Las pequeñas empresas tenían en 2005 un promedio de 11,5 trabajadores fijos que pasó a 14,2 empleados con este tipo de contrato en 2009. Estos negocios pasaron de tener 7 trabajadores no fijos de media a 4,2.

Por su parte, las empresas medianas empleaban a una media de 47,5 trabajadores fijos en 2005 y cuatro años después pasaron a tener 63,4 empleados de este tipo. Los trabajadores no fijos pasaron de 32,7 a 21,8 de 2005 a 2009.

El catedrático de economía financiera y contabilidad de la Universidad Complutense de Madrid Juan Antonio Maroto, autor del informe, explicó que estos datos demuestran que “en la época más virulenta de la crisis las pymes han seguido apostando por el trabajo fijo”.

En cualquier caso, las cifras promedio de empleo fijo en las pymes españolas en 2008 (últimos datos analizados) siguieron alejadas de las cotas de los países de la Unión Europea (UE) con 3,43 empleados frente a 9 en las microempresas, 18,45 frente a 49 en las pequeñas, y 81,5 frente a 249 en las medianas.

Con todo, los problemas básicos de las pymes españolas en 2009 siguieron siendo financieros debido al incremento de los gastos en las microempresas, que se redujeron sin embargo en las pequeñas y medianas como resultado del menor nivel de los tipos de interés y de su menor clase objetiva de riesgo.

Otro problema adicional fue la reducción del endeudamiento derivada de las restricciones crediticias, que afectaba especialmente a las pequeñas empresas, con una caída superior al 12%, pero que también oscila alrededor del 8% en las restantes pymes.

Al respecto, Maroto explicó que el “gran problema” de las pymes sigue siendo la financiación, y destacó que el cambio del modelo productivo “nunca es a corto plazo”, por lo que apostó por la inversión de estas empresas en I+D+i.

En 2009, España contaba con un total de 200.175 empresas censadas en el Directorio Central de Empresas (DIRCE). Entre las cuales, 162.489 son microempresas (19,9%), 33.398 pequeñas (25’4%), 3.567 medianas (16’7%) y 721 grandes empresas (16%).


Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner