www.portalparados.es

Nº Parados 25/09/2018

SEPE
3182068
EPA
3490100

Nº Parados 25/09/2018

SEPE
3182068
EPA
3490100
cursosbanner

Solidaridad.La Casa Caridad Valencia repartió un total de 340.356 ayudas alimenticias en 2009, contando con los servicios del comedor, la guardería infantil y el albergue, lo que supone volver a cifras de la posguerra y se prevé no sólo que este año sea "aún peor", sino que 2011 "tampoco marque un cambio de rumbo", según expuso hoy su presidente, Antonio Casanova, en la presentación del IV Informe sobre la Pobreza.  

Por ello, urgió a todas las partes implicadas a llegar a un acuerdo porque estamos ante “una emergencia nacional” y “reduzcan el derroche y las inversiones sin sentido y que no sirven para nada”. “Es inadmisible que en 2010 en Valencia, en España, en Europa la gente pase necesidad”, subrayó.



Así, constatamos que nos encontramos en “una situación muy seria de alarma social” y advirtió de que con 4,5 millones de parados, 6 millones según los datos no oficiales, “si no tenemos un problema de orden público estamos muy cercano porque la gente tiene que comer” y alertó de que aunque la economía empiece a resurgir “va a ser muy difícil a corto plazo poder absorber a todos estos desempleados”.

Prueba de ello, cuantificó, son las 143.938 raciones servidas sólo ha mediodía en 2009, un 143% más que el año anterior. Este aumento empezó a detectarse en el último trimestre de 2008, aumentó en el primero de 2009 y alcanzó las cuotas más altas en el segundo trimestre. Desde ahí, se ha mantenido en unos 450 usuarios atendidos de media diaria, con un pico de 493. Este año prevé que la cifra se estabilice o incluso descienda un poco gracias a que las iniciativas de otros colectivos sociales les ayudan en la atención.

Casanova explicó que esta situación económica ha traído consigo un cambio de perfil de modo que si antes se centraba en los sin techo y personas con problemas de exclusión social, como las drogas o el alcohol, son ahora los inmigrantes en situación irregular, familias enteras y españoles los nuevos usuarios de este comedor social.

De hecho, los inmigrantes rregulares representan en torno al 23%  de los usuarios, con más de 33.000 atenciones. Se trata de persona jóvenes, de entre 21 y 40 años, procedentes de la construcción o la hostelería que al quedarse sin empleo y su permiso de trabajo ven peligrar ahora su permiso de residencia. Además, a pesar de que la llegada de nuevos inmigrantes irregulares se ha reducido considerablemente, el grueso de las atenciones continúa yendo a este colectivo, con un 52% de las atenciones y en concreto los procedentes de Bolivia y Ecuador, suman el 24% de la población que acudió al comedor.  

No obstante, también han aumentado las atenciones a españoles, con un total de 35.221 en 2009 un 95,6% más, que “a diferencias de otras épocas son personas normalizadas, pero que no tienen recursos económicos”, aclaró Casonava.

Sin embargo, apuntó que si todas estas situaciones son “tristes” hay una que llega a ser “dramática” como es la atención de familias y menores desprotegidos. Así, el pasado ejercicio se superaron las 8.00 atenciones realizadas a los menores y sus familias. “Al igual que en el caso de los inmigrantes regulares, nunca antes habíamos atendidas a familias enteras”, señaló.

6.900 DIARIOS

Casanova indicó que este año se necesitarán 6.900 euros diarios para abrir las persianas de Casa Caridad, frente a los 6.300 del año anterior, lo que supone contar con un presupuesto de 2.477.000, de los que sólo tienen garantizado un 50% gracias a las aportaciones de las empresas solidarias, que aportaron  340.000 euros, de los socios, y de las instituciones públicas, que dieron 950.000 euros en 2009.

Así, el pasado año las empresas solidarias financiaron 262 de las 365 comidas; los socios, que han crecido un 155 hasta llegar a los 2.438 y a las aportaciones de los donantes, que han aumentado un 100% hasta llegar a los 5.400 euros.

Sin embargo, mostró su preocupación por no poder conseguir el 50% de los recursos necesarios que aún  no tienen garantizados y apeló a la solidaridad de los valencianos ya que hacerse socio sólo cuesta 10 euros mensuales. Además, dijo que ha ordenado un previsión de todos los gastos “punto por punto”, aunque “es imposible bajarlos”.


Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner