www.portalparados.es

Nº Parados 10/07/2020

SEPE
3831203
EPA
3313000

Nº Parados 10/07/2020

SEPE
3831203
EPA
3313000
Para mediados de 2016 quiere abrir una nueva planta e introducirá una nueva línea de producción en Abadiño. Además, ha elegido Boroa para instalar un centro de tecnologías avanzadas en el que formará a 100 alumnos internacionales al año. Gestamp, multinacional líder en componentes de automoción, ha elegido el País Vasco para instalar un centro de tecnologías avanzadeas de corte internacional, que abrirá sus puertas en septiembre en Boroa (Bizkaia), en el que se impartirán posgrados universitarios, posciclos especializados de formación profesional y otra formación especializada y se desarrollarán proyectos de I+D asociados a dichas tecnologías. Esta formación será compatible con la formación dual en régimen de alternancia y estará orientada a trabajadores presentes y futuros de la corporación. Y parte de la financiación -hasta 4,2 millones de euros- la asumirá el gobierno vasco. Por otro lado, la multinacional construirá una nueva planta que acogerá al menos seis líneas de corte mediante láser. Paralelamente, ampliará la planta que ya tiene en Abadiño, en la que instalará una línea de última generación única en el mundo para estampación en caliente que aumentará de forma significativa su capacidad de producción. La previsión de la compañía es que ambas, tanto la nueva factoría como la nueva línea en Abadiño, estén operativas para mediados de 2016, para dar respuesta a los nuevos pedidos que está recibiendo de firmas como Volkswagen y Opel. El consejero delegado de Gestamp, Francisco J. Riberas, aseguró que las inversiones en todos estos proyectos alcanzarán una cuantía "importante", aunque evitó concretar cifras, y subrayó que "garantizan" el futuro del grupo en el País Vasco. Y destacó que con ellas se consolida "la carga de trabajo para los próximos años". Gestamp tiene seis plantas en Euskadi: una de ellas está dedicada a la fabricación de componentes metálicos para la automoción, cuatro a la construcción y diseño de matrices y una a la construcción y diseño de prensas. Esta multinacional cuenta actualmente con una plantilla de 1.667 empleados y una facturación de 277 millones de euros (2014) en el País Vasco. En todo el mundo dispone de más de 93 plantas productivas en una veintena de países donde trabajan más de 32.000 personas, así como 12 centros de investigación y desarrollo, uno de ellos en Euskadi, con 1.000 trabajadores.

Gestamp invertirá y creará empleo en el País Vasco

Para mediados de 2016 quiere abrir una nueva planta e introducirá una nueva línea de producción en Abadiño. Además, ha elegido Boroa para instalar un centro de tecnologías avanzadas en el que formará a 100 alumnos internacionales al año. Gestamp, multinacional líder en componentes de automoción, ha elegido el País Vasco para instalar un centro de tecnologías avanzadeas de corte internacional, que abrirá sus puertas en septiembre en Boroa (Bizkaia), en el que se impartirán posgrados universitarios, posciclos especializados de formación profesional y otra formación especializada y se desarrollarán proyectos de I+D asociados a dichas tecnologías. Esta formación será compatible con la formación dual en régimen de alternancia y estará orientada a trabajadores presentes y futuros de la corporación. Y parte de la financiación -hasta 4,2 millones de euros- la asumirá el gobierno vasco. Por otro lado, la multinacional construirá una nueva planta que acogerá al menos seis líneas de corte mediante láser. Paralelamente, ampliará la planta que ya tiene en Abadiño, en la que instalará una línea de última generación única en el mundo para estampación en caliente que aumentará de forma significativa su capacidad de producción. La previsión de la compañía es que ambas, tanto la nueva factoría como la nueva línea en Abadiño, estén operativas para mediados de 2016, para dar respuesta a los nuevos pedidos que está recibiendo de firmas como Volkswagen y Opel. El consejero delegado de Gestamp, Francisco J. Riberas, aseguró que las inversiones en todos estos proyectos alcanzarán una cuantía "importante", aunque evitó concretar cifras, y subrayó que "garantizan" el futuro del grupo en el País Vasco. Y destacó que con ellas se consolida "la carga de trabajo para los próximos años". Gestamp tiene seis plantas en Euskadi: una de ellas está dedicada a la fabricación de componentes metálicos para la automoción, cuatro a la construcción y diseño de matrices y una a la construcción y diseño de prensas. Esta multinacional cuenta actualmente con una plantilla de 1.667 empleados y una facturación de 277 millones de euros (2014) en el País Vasco. En todo el mundo dispone de más de 93 plantas productivas en una veintena de países donde trabajan más de 32.000 personas, así como 12 centros de investigación y desarrollo, uno de ellos en Euskadi, con 1.000 trabajadores.  

Gestamp, multinacional líder en componentes de automoción, ha elegido el País Vasco para instalar un centro de tecnologías avanzadeas de corte internacional, que abrirá sus puertas en septiembre en Boroa (Bizkaia). En él se impartirán posgrados universitarios, posciclos de formación profesional y otra formación especializada, compatible con el sistema dual en régimen de alternancia, orientada a trabajadores presentes y futuros de la corporación. Además, acogerá proyectos de I+D asociados a dichas tecnologías. Y parte de la financiación -hasta 4,2 millones de euros- la asumirá el gobierno vasco.

Por otro lado, la multinacional construirá una nueva planta que albergará, al menos, seis líneas de corte mediante láser. Y, paralelamente, ampliará la planta que ya tiene en Abadiño, en la que instalará una línea de última generación única en el mundo para estampación en caliente, lo que aumentará de forma significativa su capacidad de producción. La previsión de la compañía es que ambas, tanto la nueva factoría como la nueva línea en Abadiño, estén operativas para mediados de 2016, para dar respuesta a los nuevos pedidos que está recibiendo de firmas como Volkswagen y Opel.



El consejero delegado de Gestamp, Francisco J. Riberas, aseguró que las inversiones en todos estos proyectos alcanzarán una cuantía «importante», aunque evitó concretar cifras, y subrayó que «garantizan» el futuro del grupo en el País Vasco. Y destacó que con ellas se consolida «la carga de trabajo para los próximos años».

Gestamp tiene seis plantas en Euskadi: una de ellas está dedicada a la fabricación de componentes metálicos para la automoción, cuatro a la construcción y diseño de matrices y una a la construcción y diseño de prensas. Esta multinacional cuenta actualmente con una plantilla de 1.667 empleados y una facturación de 277 millones de euros (2014) en el País Vasco.

En todo el mundo dispone de más de 93 plantas productivas en una veintena de países donde trabajan más de 32.000 personas, así como 12 centros de investigación y desarrollo, uno de ellos en Euskadi, con 1.000 trabajadores.


Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *