spot_img

El INEM se prepara ante la avalancha de solicitudes de la ayuda de 420e

Trabajo estima que con la ampliación de la retroactividad de esta medida al uno de enero, ya que en principio solo era para los desempleados que hubieran perdido la cobertura desde el 1 de agosto, se podrán acoger al PRODI unas 250.000 personas más, que se sumarán a las 340.000 previstas inicialmente.

Los Servicios Públicos de Empleo han tomado una serie de medidas para agilizar la información, tramitación y el cobro de la tramitación, ante el elevado número de solicitantes que se espera acudan a las oficinas.

Así, los SPEE han enviado a todos los desempleados que reúnan los requisitos para cobrar la ayuda un impreso en el que ya figuran sus datos a falta solo de la firma del solicitante.

También se ha distribuido entre las comunidades autónomas 1.640.000 euros, en función al porcentaje de beneficiarios, para reforzar la atención a los usuarios que acudan a las oficinas de empleo.

Por su parte, la Confederación Sindical Independiente y Funcionarios (CSIF) en el servicio público de empleo estatal (antiguo Inem) teme que pueda producirse un nuevo colapso de las oficinas a partir de mañana, coincidiendo con la entrada en vigor de la ampliación de la ayuda extraordinaria de 420 euros para los parados sin ingresos.

CSIF cree que, al igual que ocurrió el pasado verano, las oficinas de empleo podrían colapsarse tras haberse ampliado el universo de beneficiarios de esta ayuda y «no haberse negociado ni comunicado por parte del Ministerio de Trabajo» de qué manera se va a implantar la ampliación de los 420 euros.

   «Los cientos de miles de personas que podrán solicitar esta ayuda tienen un plazo de 60 días para realizarlo. Esta circunstancia va a colapsar los servicios nuevamente, dado que el referido plazo va a coincidir con los meses de diciembre y principios de enero, época francamente problemática en la que coincide un tradicional incremento de las cargas de trabajo con los días de descanso del personal en el periodo navideño», se lamentan desde CSIF.

   Según el sindicato, la única medida que se ha adoptado es la de abrir algunas oficinas por la tarde, aunque se ha hecho de manera «parcial y exigua», pues falta personal para atender a todos los desempleados que se presentan en las distintas unidades del Inem.

   «Se argumenta que no hay disponibilidad presupuestaria, pero paradójicamente, este mismo Ministerio financia sin problemas un programa de trabajo por las tardes en las entidades gestoras de la Seguridad Social (los CAISS), al que pueden acceder todos los trabajadores de forma libre y sin restricciones presupuestarias», denuncia CSIF.

   El sindicato se queja además de que, incumpliendo lo prometido, no se ha mejorado la transmisión de datos por vía informática para la gestión de la nueva ayuda, al tiempo que denuncia que el «proyecto estrella» del Ministerio, el portal ‘[email protected]’, no ha aportado beneficios en el reconocimiento ‘online’ de las prestaciones, sino todo lo contrario, y todo ello pese al gasto que ha supuesto.

Related Articles

6 Comentarios

Dejar respuesta

Déjenos su comentario
Por favor introduzca su nombre aquí

Nuestras RRSS

73,414FansMe gusta
80,450SeguidoresSeguir

últimos artículos

You cannot copy content of this page