www.portalparados.es

Nº Parados 22/07/2018

SEPE
3162162
EPA
3796100

Nº Parados 22/07/2018

SEPE
3162162
EPA
3796100
cursosbanner

El Gobierno espera aprobar el plan para aflorar el empleo no declarado en el Consejo de Ministros del próximo 29 de abril, e intentará pactarlo con los agentes sociales hasta dos días antes, una vez que la primera propuesta se encontró con el pleno rechazo tanto de sindicatos como de empresarios.  

Desde que el ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, anunciara los planes para atajar los empleos sumergidos, tras la reunión del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con los secretarios generales de CC.OO. y UGT, la intención del Ejecutivo ha sido aprobar estas medidas con el plácet de los agentes y lo ha circunscrito a la reforma de la negociación colectiva.



   Pero el retraso de la reforma de los convenios más allá de Semana Santa y el nuevo episodio de presión sobre la deuda española han obligado a la cartera de Valeriano Gómez a tomar la iniciativa y apostar por el plan de empleo en negro. “Aprobaremos el plan casi con toda seguridad el próximo 29 de abril”, aseguraba el vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, en la rueda de prensa posterior al último Consejo de Ministros.

   Y es que el Ejecutivo no está dispuesto a alargar más sus planes para atajar el empleo no declarado, por lo que, según confirmó el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, apurará los contactos con los interlocutores para salvar el acuerdo.

   Las conversaciones sobre estas medidas se intensificaron durante la semana pasada, cuando el Gobierno trasladó a las centrales y a la patronal un primer boceto. Esta propuesta contemplaba, entre otras medidas, un período de afloramiento voluntario del empleo sumergido hasta el próximo 30 de junio.

   Una vez concluido este plazo, las sanciones se incrementarían para las empresas que persistieran en estas prácticas irregulares. Para los sindicatos, este periodo de gracia no tiene sentido, pues consideran que “beneficia” a las compañías defraudadoras y pidieron la aplicación “inmediata” de las sanciones.

   Otro punto de fricción se refería al derecho a prestaciones de los trabajadores que habían trabajado al margen del Fisco. El Gobierno proponía un periodo retroactivo de un año que a los sindicatos les parece escaso. Mientras, los empresarios consideran que las sanciones planteadas son demasiado duras.

UN NUEVO BORRADOR PARA EL CONSENSO.

   El Gobierno tiene por delante aún tres días para acercar a los agentes sociales al plan para aflorar el empleo sumergido, algo que no está del todo claro después de la reacción sindical al primer borrador. “El Gobierno tiene que variar mucho su planteamiento inicial”, indicaron a Europa Press en fuentes sindicales.

   La idea de que el Consejo de Ministros del 29 de abril acabe aprobando el plan de empleo oculto hace pensar que finalmente se apruebe sin consenso, algo que no descartan los sindicatos. “Tienen mucho interés”, afirman las mismas fuentes, que criticaron la “prisa” por aprobar estas medidas. “Parece que hay un poco de despropósito”, concluyeron.


Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner