spot_img

El Gobierno vasco becará a los licenciados en derecho que opositen a la carrera judicial

Según la orden de becas, los aspirantes deben estar empadronados y tener residencia efectiva en Euskadi durante, al menos, cinco de los últimos siete años. También se les exige que contraten a un preparador de oposiciones que sea juez, fiscal o secretario judicial, según las pruebas de que se trate. No obstante, podrán hacerse excepciones a ese requisito, «mediante autorización expresa y motivada» del Departamento de Justicia, cuando el preparador elegido reúna «méritos suficientes».

La lengua vasca, como en otros puestos de la Administración pública autonómica, está incluida entre los méritos que podrán acreditar los solicitantes. El Gobierno Vasco ha otorgado en este caso al dominio del euskera una puntuación de 0 a 20, mientras que el expediente académico se valorará de 0 a 35. Las necesidades económicas del candidato se computarán hasta un máximo de 45 y el haber aprobado ya algún examen de la oposición, hasta 25. Como contrapartida a la percepción de la beca, quienes logren sacar la plaza, sea de juez, fiscal o secretario judicial, y obtengan un destino en Euskadi estarán obligados a prestar servicios en la comunidad autónoma «durante un periodo mínimo de dos años, salvo que causas ajenas a su voluntad se lo impidan».

La selección de los becados correrá a cargo de un tribunal formado por representantes del Gobierno de Vitoria, el Tribunal Superior de Justicia, de la Fiscalía y de las facultades de Derecho de Euskadi. De momento, y a tenor de los resultados de convocatorias anteriores, lo más probable es que la presencia de mujeres entre las aspirantes siga siendo mayoritaria. Basta examinar la promoción de nuevos jueces españoles de 2011, en la que ellas suman dos de cada tres plazas. En líneas generales, el perfil de las nuevas generaciones de la judicatura es el de una joven de unos 30 años, que habla inglés y que está familiarizada con la informática y las redes sociales.

A ese colectivo, la orden de becas del Gobierno Vasco les impone más requisitos. Por ejemplo, de la convocatoria de ayudas quedarán excluidos, en cualquier caso, los titulados en Derecho que ya hayan recibido algún ingreso público para sacar oposiciones durante tres años. No obstante, si quedaran huecos libres en las becas de 2011, quienes hayan estado percibiendo tres años de ayudas durante el último lustro también podrían disfrutar de un cuarto año de subvención.

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Déjenos su comentario
Por favor introduzca su nombre aquí

Nuestras RRSS

73,264FansMe gusta
80,520SeguidoresSeguir

últimos artículos

You cannot copy content of this page