www.portalparados.es

Nº Parados 22/06/2018

SEPE
3335868
EPA
3796100

Nº Parados 22/06/2018

SEPE
3335868
EPA
3796100
cursosbanner

Parece que en este país, es más fácil pedirle responsabilidades al vecino, al contrincante político o social que asumirlas uno mismo cuando toca. Esa es la conclusión que podemos sacar tras comprobar la tibieza con la que el secretario general de UGT, Cándido Méndez está tratando públicamente las denuncias de usos bastante vergonzosos de fondos destinados a la formación de desempleados.  

//

La puntilla ha sido esta semana la información, publicada por el diario El Mundo, en el que aseguraban que una partida destinada a publicidad de esos cursos de formación se destinó en realidad a comprar falsificaciones de bolsos de Salvador Bachiller en Asia. No sé exactamente el alcance jurídico que podría tener este hecho si se demuestra que es cierto pero lo que está claro es que deja en muy mal lugar a una organización que debe velar por las condiciones laborales de los trabajadores.



Como he comentado en otros casos que se referían a los partidos políticos, creo que el asunto es de tanta gravedad que no puede esperar a que el próximo 9 de enero se reúnan los dirigentes ugetistas para anunciar tres o cuatro dimisiones con las que liquidar el asunto. Estos casos requieren de una respuesta contundente y rápida si quieren que los ciudadanos dejemos de estar en permanente cabreo con quiénes nos representan en unos ámbitos o en otros.

Yo no soy de aquellas personas que tienen un deseo fervoroso de eliminar a los sindicatos. Estoy convencido de que los necesitamos para luchar contra los abusos de nuestras empresas que sin ellos, camparían aún más a sus anchas. Pero con la misma intensidad, creo que  los sindicatos deben cambiar radicalmente sus usos y sus costumbres, deben dejar de ser esos aparatos burocráticos que están más pendientes de mantener el sillón de mando que de otra cosa.

Debemos aprender mucho de esta crisis y ellos también. Deben, por ejemplo, reaccionar más rápido a cualquier denuncia de irregularidad en la organización porque el problema no es ya que existan corruptelas o casos de corrupción, sino cómo se actúa frente a ellas.

Y ya de paso, deberían aprender que los trabajadores temporales o precarios son el colectivo por el que habría que luchar con mayor intensidad porque muchos hemos tenido la sensación de que la pugna sindical se ha centrado más en aquellos que tenían contrato indefinido o eran directamente funcionarios.

Se habla mucho de la puerta giratoria entre nuestros políticos, es decir, aquellos casos de exresponsables de un departamento que acaban trabajando para empresas privadas con las que tuvieron relación en su ocupación institucional. ¿Acaso no hay sindicalistas que acaban empleándose para algunas empresas de trabajo temporal? Sospecho que sí y eso no ayuda tampoco.

Pero no nos podemos quedar aquí. El caso de UGT en Andalucía tiene que servir a la fuerza para replantearnos qué tipo de cursos se están ofreciendo a los desempleados de este país. Estuve hace año y algo en ese magnífico programa de Jordi Évole que se llama “Salvados” y comenté que ese tipo de formación parecía planificada más para que alguien ganara dinero que para garantizar una mejora en las posibilidades de encontrar un puesto de trabajo de las personas en paro.

No es cuestión de emplear el “y tú más” pero estaría bien poder investigar en profundidad qué se ha hecho con esos fondos, qué empresas se han beneficiado de ellos y qué relación tenían con sindicatos, empresarios o instituciones. Como en todo, hay empresas honradas y dignas que nada tienen que ver con esos tejemanejes. Por eso mismo, es bueno separar el grano de la paja.

Es inaudito que esos cursos no sean el resultado de una planificación de las necesidades del mercado laboral. Nadie lo hace. Ni instituciones, ni sindicatos.

 

P.D: Este artículo de opinión está escrito pocas horas antes de la dimisión del Secretario General de UGT en Andalucía, Francisco Fernández, aunque creo que tiene plena vigencia porque la gravedad de los hechos denunciados requiere no sólo de dimisiones sino también de explicaciones ante la opinión pública.

 

Javier Peña
Portalparados.es

Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner