www.portalparados.es

Nº Parados 15/10/2018

SEPE
3202509
EPA
3490100

Nº Parados 15/10/2018

SEPE
3202509
EPA
3490100
cursosbanner
Como cada lunes, la periodista María Díaz nos ofrece sus reflexiones en la columna "Los lunes al sol". Hoy toca hablar de política y más concretamente del proceso de renovación en el que se encuentra el PSOE tras el varapalo de las recientes elecciones europeas, el cambio en la dirección de los socialistas catalanes y la irrupción de Pablo Iglesias en el panorama político nacional. No cabe duda de que soplan aires nuevos en la izquierda española.

La soledad es un lugar oscuro

Como cada lunes, la periodista María Díaz nos ofrece sus reflexiones en la columna "Los lunes al sol". Hoy toca hablar de política y más concretamente del proceso de renovación en el que se encuentra el PSOE tras el varapalo de las recientes elecciones europeas, el cambio en la dirección de los socialistas catalanes y la irrupción de Pablo Iglesias en el panorama político nacional. No cabe duda de que soplan aires nuevos en la izquierda española.  

Me ha repiqueteado la idea en la cabeza durante la última semana. Aparece muerto un hombre en Valladolid cuando intentaron ocupar el piso que habitaba pensando que estaba vacío y se encuentran con que el salón guarda un estupendo cadáver desde hace 4 años; Eduardo Madina se presenta a la secretaría general  de su partido y siendo, como es,  un candidato excelente le ha dado mucho miedo a alguien y parece que políticamente se está quedando solo (aunque con el claro apoyo de las bases); mucho miedo ha dado también, y mucho susto, Pablo Iglesias y todos van contra él a ver si les va a quitar del cómodo lugar que ocupaban y, por si fuera poco, cómo estarán las cosa del mal en Cataluña que buscaban un líder en el PSC y no lo encontraban. Hasta que Iceta le ha hechado dos narices y, en su soledad, ha tirado para adelante. Mucha soledad es esa.



La política ya se sabe, arrima a extraños cómplices. Pero estos intentos repetitivos de aislar a tanto líder habla de los tiempos que corren: malos. Madina es un tipo excelente y decentísimo. Lo sé porque le conozco. Y me llama la atención que en su propia casa le estén poniendo ramas en las ruedas para que no avance. Si se ha presentado para ocupar el puesto de secretario general de un partido tan importante y tan descoyuntado como el PSOE es porque sabe que puede hacerlo. Tiene las ideas claras, es honesto, está lejos de ser el abertzale que muchos quieren dibujar porque si algo ha pretendido en su vida es que lo que le ocurrió a él no le suceda a nadie más. Y eso pasa por evitar una guerra absurda. Pero a alguien de su organización le molesta como líder. ¿Por qué va a llegar y se van a acabar muchos “sinsentidos”? ¿Por qué habla de honestidad y limpieza y si llega la va a poner en marcha? ¿Por qué promete aires nuevos y a muchos los viejos son los que les vienen bien? Conste que Pedro Sánchez, al que no conozco en primera persona, me parece también un tipo estupendo. Y si son dos tipos como tienen que ser, ¿por qué no les dejan mantener unas campañas a su nivel y que gane el que más votos tenga?

Iglesias se ha convertido en un fenómeno. En cinco meses ha irrumpido en el panorama político español con resultados que ya hubieran deseado otros con más tiempo en la batalla. Ha calado bien entre la gente quemada con la política al uso y diezmada por la corrupción y el abandono. Da miedo. Trae un orden nuevo y eso no gusta. Ninguno se ha dado cuenta de que un líder así surge por algo y que si le votan es porque tiene menos mierda en la mochila que el resto. Ya hablan de cómo será como político en activo como si todos tuvieran una bola de cristal que predijera con acierto el futuro. Pero nadie se ha encontrado la viga en su ojo. Así que Iglesias sigue camino porque le están dando lo que él quería: cera. No digo con esto que sea masoquista. Digo que mira hacia delante y con él muchos ciudadanos desorientados en este maremágnum político que nos trae corrupción a porrillo, indemnizaciones en diferido y pocas dimisiones.

A Iceta lo conozco menos aún pero me ha parecido muy valiente dos veces en su vida, y ya son dos veces más que la media de políticos de  este país. La primera cuando hizo pública su condición sexual porque en España uno era valiente, y lo sigue siendo, si practica ejercicio alguno fuera de la heterosexualidad. Somos así de fariseos. No nos importa que nos roben a la cara, pero si son gays que lo digan, que las cosas hay que dejarlas claras. Nos queda aún un trecho. La segunda, cuando en medio del cacao maravillao que se llevan en el PSC es el único con capacidad de sacrificio, que le va a hacer falta, para ofrecerse a gobernar este barco. Sólo. Esa es la sensación que percibo. Sabe que no tiene nada que ganar, pero lo hace. Eso es un político: un señor que mira por el bien de los demás y no por el suyo. Pero no hemos acostumbrado a lo contrario.

Y dejo para el final al hombre que dibujan en una soledad elegida los medios de comunicación. Al tipo que llevaba muerto cuatro años porque decidió alejarse emocionalmente del mundo. Pero una cosa es que uno se apee del juego de la convivencia y otro que las instituciones y la comunidad se desentiendan de él. Se supone que se le buscó judicialmente, pero que no se le encontró. Raro. Tenía cuenta bancaria domiciliada y por ahí es fácil seguirle la pista a alguien. La soledad no debería ser un camino de dos direcciones, a veces ni siquiera de una. Porque hay soledades que provocan heridas que no se saben curar solas.

María Díaz
Periodista
www.mariadiaz.eu

Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner