www.portalparados.es

Nº Parados 15/11/2018

SEPE
3254703
EPA
3490100

Nº Parados 15/11/2018

SEPE
3254703
EPA
3490100
cursosbanner
En esta columna de Los Lunes al Sol, la periodista, María Díaz, reflexiona sobre el tratamiento informativo que está teniendo la depuración de responsabilidades en el caso del trágico accidente ferroviario de Santiago de Compostela. Todas las miradas se dirigen hacia el conductor del tren pero se pregunta si aquí acaban todas las culpas.

La pena de telediario

En esta columna de Los Lunes al Sol, la periodista, María Díaz, reflexiona sobre el tratamiento informativo que está teniendo la depuración de responsabilidades en el caso del trágico accidente ferroviario de Santiago de Compostela. Todas las miradas se dirigen hacia el conductor del tren pero se pregunta si aquí acaban todas las culpas.  

Los congresistas definen así aquel acto que lleva a uno de ellos, no sé si decir a algún “compañero”, a convertirse en  noticia en un informativo nacional. Normalmente, la causa suele ser mala, porque las buenas, créanme, ya no son motivo de interés, a pesar de que a mí me parecen más extraordinarias que las otras. Pero está claro que yo no mando. 
“Pena de telediario” es lo que le ha caído a un ferroviario, al que todos hemos visto su cara y del que ahora parecemos saber todo, tras un lamentable accidente que ya va por 79 víctimas. El conductor del tren acaba de reconocer ante el juez que tuvo un “despiste” y cierto es que ante oficios de responsabilidad, todos esperamos que los despistes no ocurran: un cirujano, un arquitecto, un conductor de autobus…Pero estas cosas pasan. Somos humanos. A estas alturas, que no sé de quién es la culpa pero sí a quien se la han colgado, me gustaría hacer algunas reflexiones.
El ser humano es capaz de vanagloriarse de inventar maquinas de ilimitada potencia pero luego delega en una sola persona, con capacidad de distraerse, en un momento dado, para llevarla. Conocemos la máquina, sabemos de sus ventajas y de sus riesgos pero cargamos toda la responsabilidad en un sólo profesional que puede desmayarse, sufrir un infarto o, sencillamente, despistarse. Los aviones, llevan al menos un piloto y un copiloto al frente de aparatos que tienen menos opciones a dejar supervivientes. Los ojos de cuatro siempre han visto más que los de dos y las cabezas de dos siempre pueden evitar algunos problemas.
Conocemos la peligrosidad de una determinada curva pero, al contrario que con otros trazados ferroviarios del país, no la protegemos con un sistema de autofrenado ante cualquier problema de cabina a la hora de alcanzar ese kilómetro. Lo dejamos al cargo del profesional que asumió la responsabilidad del tren. Y luego, nos tiramos de los pelos si ocurre algo. Pero, luego, cuando ya no tiene solución,  el telediario empieza a hablar del tren que mientras no dio problemas no fue noticia.
Para más inri, el director de Adif asegura que tienen las pautas establecidas de qué velocidad deben tomar los trenes en cada tramo de su trayecto y un periódico nacional demuestra que no, que la libertad del conductor es total. Claro, que se supone que conoce el riesgo y se da por hecho que actuará en consecuencia. ¿A cuánto está el kilo de responsabilidad sobre otras vidas humanas? ¿O es que en esta sociedad en crisis ya nada tiene un valor?

A mí me gustaría saber lo que cobra un conductor de trenes, qué quieren qué les diga. Porque parecen tener un trabajo sin importancia en este siglo XXI en el que las vías están controladas por máquinas y por señores de inteligencia pre-clara y ahora resulta que todo depende de una sola persona, quizá deprimido, quizá preocupado, quizá medio enfermo, quizá, y digo quizá, hasta ser humano con posibilidad de errar en el momento “x”. Ya me estoy viendo a cada conductor de trenes exhibiendo un chequeo reciente y su certificado de penales antes de iniciar cada ruta. Porque señalar con el dedo acusador al currito que asumió un viaje como algo cotidiano de una gravísimo accidente va a ser que no es tan fácil.



 

María Díaz
Periodista
www.mariadiaz.eu

Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner