www.portalparados.es

Nº Parados 18/12/2018

SEPE
3252867
EPA
3490100

Nº Parados 18/12/2018

SEPE
3252867
EPA
3490100
cursosbanner
La columna de Los Lunes al Sol que firma semanalmente la periodista María Díaz, analiza en esta ocasión un estudio, realizado en Estados Unidos sobre el perfil de los emprendedores en este país que ha sorprendido porque pone en cuestión eso que algunos han denominado "el sueño americano" en el que se nos vendía que cualquier persona de origen humilde podía convertirse en el hombre más rico del país. La cuestión no es tan fácil.

Hombre blanco rico busca más dinero

La columna de Los Lunes al Sol que firma semanalmente la periodista María Díaz, analiza en esta ocasión un estudio, realizado en Estados Unidos sobre el perfil de los emprendedores en este país que ha sorprendido porque pone en cuestión eso que algunos han denominado "el sueño americano" en el que se nos vendía que cualquier persona de origen humilde podía convertirse en el hombre más rico del país. La cuestión no es tan fácil.  

//

Los americanos, y con ellos todos los que alguna vez decidimos tener ilusiones, han trabajado desde hace mucho por lo que llaman “el sueño americano”: un país que ofrece y logra igualdad de condiciones para todos, ya sean del color o del sexo que sean. La llegada al poder de Barak Obama parecía apuntar maneras y si las cosas empiezan a tener ciertos derroteros en un lugar tan anticuado socialmente como los EE.UU. la cosa prometía.



Pero acaba de salir publicado un estudio que ha llevado a cabo la Oficina Nacional de Investigación Económica y ya tenemos herida abierta. El sueño americano se desvanece.

Según el artículo que he leído y que han llevado a cabo dos especialistas de la Universidad de Berkeley y la London School of Economics el 84% de los emprendedores americanos son blancos. Es más, provienen ya de familias asentadas en el dólar. Vamos, que eso de “el hombre hecho a sí mismo” empìeza a ser un concepto utópico y trasnochado que se va al garete. En tiempos de crisis, la que al final triunfa es la familia bien, una de esas que te ha podido pagar unos buenos estudios superiores. ¡Pues en España estamos “apañaos”!

Pero permítanme que repasemos los datos del estudio. Qué quieren que les diga: lo necesito. Además de ese 84% de blancos triunfadores, lo que deja al resto de razas un 16% de posibilidades, que ya es poco se dan otras circunstancias, a mi entender dolorosas y poco “modernas”. Por ejemplo, el 72 % son hombres. Con lo que llevamos peleando las mujeres para demostrar nuestras capacidades y ahora resulta que nuestra sensiblería y apuesta por la familia nos auto-anula del ranking.

Aun peor, el 60% ya es rico de familia. Vamos, pertenece a una que declara haber ingresado al año más de 100.000 dolares (unos 75.000 euros para que se hagan una idea). En los EE.UU. son un 10 % de la población. Los ricos, digo, esos que ganan esta pasta como mínimo. Así que tenemos a los triunfadores ubicados en un 60% de un 10%. La cosa se pone fea, ¿eh?.

Todos sabemos que contar con el apoyo económico familiar es facilitar el camino pero yo siempre he sido más del tipo que se “lo hace” a pesar de la adversidad y he conocido tipos que pertenecen a esa “generación puente” que se agarraba como una lapa al dicho de “vive de tus padres hasta que puedas vivir de tus hijos”. Hijos que no sabían como continuar con el emporio familiar y que terminaban pasando los trastos a unos nietos más inútiles aún que ponían fin a la fortuna que les dotó de apellidos para convivir en cierta élite social. Pero ahora resulta de que eso de “que dinero llama a dinero” es más cierto que lo de la tierra que gira alrededor del sol. ¡Vaya, vaya y vaya!

Pero no todo iban a ser disgustos. El estudio nos da alguna esperanza si hemos sido adolescentes problemáticos o tenemos en casa un chavalote o chavalota de esos a los que queremos matar de vez en cuando por lo díscolos que son. ¡Atención! Esos, prometen. Hay que cuidarlos. Los lloramos ahora, que nos parecen “aborrescentes” pero nuestro futuro, mal que nos pese, está en sus manos. Si usted no es rico de familia, ni hombre, ni blanco, apueste por esta generación casi perdida. Tampoco alimenten sus egos, a ver si se van a perder en el camino sus capacidades de riesgo y la cosa se queda en nada. Pero por ahí van los tiros. Hay que fastidiarse.

 

María Díaz
Periodista
www.mariadiaz.eu

Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner