www.portalparados.es

Nº Parados 21/05/2018

SEPE
3335868
EPA
3796100

Nº Parados 21/05/2018

SEPE
3335868
EPA
3796100
cursosbanner

El gobierno de la Comunidad de Madrid anunció ayer que va a proponer la libertad de horarios en los comercios de menos de 750 metros cuadrados y en aquellas grandes superficies comerciales dedicadas a la venta de muebles, vehículos, artículos deportivos y juguetes. Hasta ahora sólo teníasn esa libertad los pequeños comercios con una superficie menor de 300 metros cuadrados. La medida se justifica, según este ejecutivo, en la necesidad de impulsar el comercio e incrementar los puestos de trabajo en el sector.  

Es curioso cómo últimamente cualquier medida que impulsan algunos gobiernos tiene por objetivo teórico la creación de empleo. Que no contratan a miles de interinos, no se preocupen que eso generará puestos de trabajo; que cierran camas de hospitales o centros de salud enteritos, tranquilos que el objetivo final es el empleo; ¿que ahora permiten a los grandes la posibilidad de abrir las 24 horas del día, o 16, o 20? todo sea por el aumento de los contratos.



La crisis está resultando una excusa perfecta para acometer una serie de medidas que algunos saben que no son demasiado populares pero que desean poner en marcha desde hace años. El ejemplo más claro es la decisión del gobierno de Esperanza Aguirre que tenía en el punto de mira la liberalización del comercio como una cuestión básicamente ideológica. Sin embargo, las dificultades económicas que vive toda la sociedad en mayor o menor medida, ha sido el disfraz perfecto para ejecutarla.

Sin embargo, no nos podemos dejar engañar una vez más. Permitir que los grandes comercios campen a sus anchas, puedan abrir todas las horas que se les antoje, puede suponer la contratación de algún trabajador más, o incluso de decenas de ellos pero no podemos olvidar a la parte más débil de todo esto: el pequeño comercio que tendrá otro motivo más para estar en desigualdad de condiciones frente a los tiburones del sector.

Ya no es suficiente con que las grandes superficies comerciales obtengan precios más baratos por la gran cantidad de producto que adquieren al proveedor, o que impongan sus condiciones de pago a largo plazo que les permite jugar con los intereses, ahora además podrán elegir libremente el horario de apertura.

Frente a ello, el pequeño comerciante poco podrá hacer. Parece inviable que un negocio familiar pueda plantearse la posibilidad de abrir todo el santo día puesto que no le resultará rentable a determinadas horas el esfuerzo. Los grandes no tienen ese problema porque con tal de eliminar competencia, pueden estar dispuestos a sacrificar horas y horas de pérdidas a corto plazo.

Incluso el presidente de los comerciantes madrileños, Salvador Santos Campano que no es sospechoso precisamente de ser un enemigo brutal de Esperanza Aguirre, más  bien al contrario, ha reconocido que esta medida no supondrá la creación masiva de empleo. Como él mismo dice, la demanda es la que es y si uno necesita unos zapatos, da igual que los compre en domingo o lunes porque no va a aumentar su necesidad y menos en los tiempos que corren.

En el fondo, lo que nos venden como la panacea para el comercio madrileño es un golpe mortal a tantos y tantos autónomos con un pequeño negocio que muy pronto se verán obligados a echar el cierre. Y luego se les llena a todos la boca al decir que defienden a las pequeñas y medianas empresas. ¡¡Como dice mi madre, una cosa es predicar y otra dar trigo!!


Javier Peña
Director Portalparados

Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner