www.portalparados.es

Nº Parados 18/10/2018

SEPE
3202509
EPA
3490100

Nº Parados 18/10/2018

SEPE
3202509
EPA
3490100
cursosbanner
Publirreportaje.Buscar la fortuna, la llegada de las riquezas es un pensamiento recurrente y obsesivo. Hace casi una década que el libro de Spencer Jonhson “¿Quién se ha llevado mi queso?” ofreció al gran público una serie de estrategias para aplicar a nuestra vida cotidiana en menos de cien páginas.

Busque la fortuna

Publirreportaje.Buscar la fortuna, la llegada de las riquezas es un pensamiento recurrente y obsesivo. Hace casi una década que el libro de Spencer Jonhson “¿Quién se ha llevado mi queso?” ofreció al gran público una serie de estrategias para aplicar a nuestra vida cotidiana en menos de cien páginas.  

Sin desgranar totalmente su esencia, adelantamos que varios ratones se veían obligados a buscar pedazos de queso en un entorno cambiante. Muchos se encontraban perdidos y no sabían cómo manejarse ante situaciones nuevas. Otros, sin embargo, supieron driblar cualquier dificultad y acabaron rodeados de queso; es más, supieron hacer crecer su fortuna, hasta el punto de duplicar hasta el infinito los manjares más codiciados. ¿Cómo puede darse un caso tan extremo? ¿Qué idea brillante tuvieron unos y no se les pasó ni siquiera por la cabeza a los otros?



 

La fábula de Johnson, más allá de un cuento de ratones amantes del Gruyere, encierra en sí misma un pensamiento que no siempre está presente en todos los jugadores que se sientan a una mesa de casino online como http://www.casinoonlineespana.es: la fortuna llega cuando se busca. Y no es una frase hueca ni hay tópicos a la vista.

 

En realidad la fortuna se entrena y quizás tiene poco de azar, dado que para tener éxito en una mano de póquer tendrá unos cuantos tantos a favor si sabe ser realista, observar sus opciones y valorar con la cabeza fría las posibilidades que manejan sus compañeros. Su experiencia será sinónimo de pericia, y cuando más juegue con altos niveles de atención, aprenda trucos y diseñe estrategias, estará comportándose como uno de los ratones afortunados que menciona el cuento.

 

Los ratones rodeados de queso por doquier tuvieron que esforzar a lo largo de un camino con dificultades. Nadie dijo que fuera fácil, ¿no? Sea un ratón listo, no descarte ninguna posibilidad, ¡ni siquiera la de hacerse rico! y vaya a por todas en los juegos de casino.

 


Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner