www.portalparados.es

Nº Parados 18/06/2018

SEPE
3335868
EPA
3796100

Nº Parados 18/06/2018

SEPE
3335868
EPA
3796100
cursosbanner

Aunque el presidente de la CEOE, Joan Rosell se ha apuntado rápidamente a la propuesta de la Comisión Europea para implantar el sistema de minijobs, o miniempleos, en España porque asegura está funcionando en otros países, como Alemania, los estudios no corroboran sus palabras. Casi siete millones de alemanes trabajan en la actualidad con uno de estos contratos que representan un ingreso máximo de 400 euros al menos pero los informes aseguran que el 80 por ciento no consigue después un contrato mejor.  

Es curioso que se plantee la iniciativa de los minijobs en España cuando en Alemania son muchas las voces que se levantan en contra de este tipo de contratos por los problemas que ha generado en el mercado laboral de este país.



Según un informe de la Consejería de Trabajo e Inmigración de la Embajada española en Alemania, al que ha tenido acceso Portalparados, los estudios realizados por algunas entidades, como la Fundación Bertelsmann indican que este tipo de contratos no sirven de puente para lograr el acceso de los desempleados al mercado laboral ordinario. Los empresarios no recurren a este instrumento para afrontar momentos de mayor demanda de una forma flexible, sino que integran los mini-empleos en la plantilla, con riesgo de mantener indefinidamente esta modalidad de empleo precario.

Las mejores previsiones, las que realizan los informes de algunas asociaciones empresariales, indican que el 20 por ciento de los beneficiarios de estos minijobs terminan por encontrar un puesto de trabajo con mejores condiciones, con lo cual el 80 por ciento se pasa deambulando de miniempleo en miniempleo.

Otra de las cuestiones que plantean los defensores de esta fórmula es que puede servir para la integración enn el mercado laboral de los más jóvenes. Sin embargo, de los siete millones de trabajadores inscritos por este mecanismo, tan sólo 458.000 son menores de 20 años.

En general, los miniempleos son utilizados por mujeres pero también esto ha representado un problema porque según el Primer Informe del Gobierno alemán sobre Igualdad, publicado a comienzos de 2011, señalan que “si bien muchas mujeres optan por un mini-empleo para conciliar la familia y el trabajo, la transición a trabajo regular resulta sumamente difícil. Por lo tanto, los mini-empleos no cumplen la función de puente hacia el empleo a jornada completa e indefinido ya que esta modalidad de trabajo se convierte en una “trampa” en la que quedan atrapadas muchas mujeres de forma permanente. Muchas de las mujeres que tienen un mini-empleo no logran abandonar la dependencia de las transferencias estatales o de los ingresos del cónyuge o de la pareja”.

Otra de las dudas que se nos plantea es la posibilidad de que los trabajadores con un salario de 400 euros terminen sustituyendo a otros con un sueldo mayor. En Alemania, existen divergencias con respecto a los datos y también depende de los sectores.

En algunos casos, como el de los trabajos domésticos, ha servido para que afloren numerosos puestos de la economía sumergida pero en otros, como el comercio o la gastronomía han sido los que más han recurrido a los minijobs en detrimento del empleo formal.


¿En qué consisten los miniempleos en Alemania?


Aunque los minijobs comenzaron en Alemania en 1999, tuvieron su momento de mayor apogeo a partir de 2003 cuando el gobierno alemán transformó la normativa. A partir de ese momento, el importe salarial máximo de 325 € se elevó a 400 € al mes. El empresario paga una cantidad global del 30% del sueldo (15% para el seguro de pensiones, 13% para el de enfermedad y 2% en concepto de impuestos). El trabajador no está obligado a pagar ni impuestos, ni cuotas a la Seguridad Social. Cuando este mini-empleo se realice por tareas domésticas en domicilios privados, la cantidad global que pagará el empresario será el 14,9% del salario que perciba: 5% para el seguro de enfermedad, 5% para el seguro de pensiones, el 2% en concepto de impuestos y el 1,3% por el seguro de prórroga salarial en caso de enfermedad. Esta última cuota se paga dos veces al año: El 15 de enero y el 15 de julio, y se abona, igual que el resto de las cuotas, a la Bundesknappschaft o mutua de construcción y minería.

Las personas interesadas en adquirir o no perder los derechos del seguro de pensiones, deben abonar el 4,9% del salario a dicho seguro. Además a partir de 2003, se elimina el limite maximo de 15 horas semanales que regulaba este contrato desde 1999, ahora no hay límite horario.

Cualquier trabajador/a puede tener más de un minijob e incluso muchos los compaginan con algún tipo de prestación por parte del Estado para cubrir sus necesidades.

En lo relativo a la duración media de los mini-empleos, el 38% tiene una duración inferior a un año, el 21% entre uno y dos, el 13% entre dos y tres y el 28% superior a los tres años.

Existe otra modalidad que son los midijobs que tienen unas cotizaciones a la Seguridad Social más reducidas y el trabajador recibe un salario que puede oscilar entre los 401 y los 800 euros.

Precisamente anoche Angels Barceló trató el asunto de los minijobs en el programa Hora 25 y entre los invitados, estuvo Javier Peña, director de esta web. Si queréis escuchar este monográfico, lo podéis hacer aquí.



Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner