www.portalparados.es

Nº Parados 20/09/2018

SEPE
3182068
EPA
3490100

Nº Parados 20/09/2018

SEPE
3182068
EPA
3490100
cursosbanner

Datos Adecco.Adecco y la Fundación Adecco presentan el IV Informe del Perfil de la Mujer Trabajadora con motivo del Día Internacional de la Mujer Trabajadora del próximo 8 de marzo. La crisis no está solamente provocando cambios en el mercado laboral, sino también en la sociedad, y prueba de ello, es el papel que están adoptando las mujeres. En un escenario en el que muchas economías domésticas están haciendo aguas, parece que la mujer se está erigiendo como la figura más activa de la sociedad. Mientras que 100.000 amas de casa han salido de sus viviendas para buscar trabajo en 2009, 42.000 hombres han vuelto a sus casas para dedicarse a las labores del hogar.  

Adecco y la Fundación Adecco presentan el IV Informe del Perfil de la Mujer Trabajadora con motivo del Día Internacional de la Mujer Trabajadora del próximo 8 de marzo.



La crisis no está solamente provocando cambios en el mercado laboral, sino también en la sociedad, y prueba de ello, es el papel que están adoptando las mujeres. En un escenario en el que muchas economías domésticas están haciendo aguas, parece que la mujer se está erigiendo como la figura más activa de la sociedad. Mientras que 100.000 amas de casa han
salido de sus viviendas para buscar trabajo en 2009, 42.000 hombres han vuelto a sus casas para dedicarse a las labores del hogar.

Otro cambio social que está produciendo la elevada tasa de paro en las mujeres es la prolongación de sus estudios, especialmente entre las más jóvenes. Ante la falta de expectativas laborales en estos momentos, las mujeres de entre 16 y 24 años que siguen estudiando han aumentado en 71.400 personas en 2009, es decir, un 7,2% más que el año anterior.

Por supuesto, también la crisis ha dejado su huella en el colectivo de las trabajadoras, y aunque 415.000 perdieron sus empleos en 2009, no hay que olvidar que 8.205.300 de mujeres están en estos momentos trabajando, representando el 44% del total de los ocupados de España.

En 2009, el número de mujeres en situación de inactividad por labores del hogar eran 4.093.000, 200.000 mujeres menos que en 2008. Teniendo en cuenta que en ese año se incorporaron al mercado laboral 104.100 mujeres, se puede concluir que prácticamente la totalidad de estas nuevas trabajadoras en búsqueda de empleo son amas de casa. Y es que a pesar de que ninguna de estas mujeres consiguieron un empleo en 2009, ya que en este año sólo se ha destruido puestos de trabajo (en concreto, 1.210.800), las mujeres no cesan en su empeño y cada vez son más las que se incorporan al mercado para conseguir un trabajo. De hecho, si en 2008 el 77% de las 660.200 nuevas personas en búsqueda de empleo fueron mujeres, este año ha sido el 100%: en 2009 se han contado 104.100 nuevas mujeres activas, frente a 196.300 hombres menos.

A pesar de estas nuevas incorporaciones de la mujer en el mercado laboral, se aprecia una ralentización de su tasa de actividad ya que el fuerte desembarco femenino se produjo en 2008 cuando 507.100 mujeres comenzaron por primera vez su búsqueda de empleo. Así, aunque la tasa de actividad de la mujer sigue creciendo, lo ha hecho sólo en 0,32 puntos
porcentuales hasta el 51,7%. Por el contrario, la de los hombres ha caído un punto hasta el 68,14%, es decir, en 2009 ha
habido 196.300 hombres menos activos. Es destacable cómo 42.000 de estos 196.300 hombres que han abandonado el mercado laboral, lo han hecho para volver a sus hogares a dedicarse a las tareas domésticas, mientras 100.000 mujeres han salido de casa para incorporarse al mercado laboral como consecuencia de la crisis. Es decir, en 2009 el número de varones dedicados a las labores domésticas ha aumentado un 14,1%, mientras el de las mujeres ha disminuido un 4,7%

Al mismo tiempo que se ha producido la masiva incorporación de las amas de casa al mercado laboral, las jóvenes están retrasando su salto en la búsqueda de empleo. Esta es otra de las consecuencias de la crisis, ya que al reducirse las expectativas de encontrar un trabajo, las jóvenes se decantan por seguir estudiando y aumentar su formación. Así, el número de mujeres inactivas por estudios ha aumentado en 80.000 en 2009, de las cuales 71.400 son jóvenes de entre 16 y 24 años, un 7,2% más que el año anterior. Pero no sólo las más jóvenes se han decantado por los estudios ante la falta de empleo, sino también las mujeres de 25 a 39. En 2009, el número mujeres de esta edad que han declarado estar inactivas por estudios ha aumentado en 14.500 personas, es decir, un 10,9% más que en 2008. El hecho de que el número de matriculados en programas oficiales de postgrado o másters se haya duplicado según los datos oficiales de INE, también puede estar muy relacionado con el incremento de mujeres de entre 25 y 39 años que está estudiando, ya que además, el 54,3% de las matriculadas en másters fueron mujeres. 

La crisis ha enviado al paro a 415.000 mujeres en 2009, provocando la cifra récord de 1.934.000 desempleadas y empujando la tasa de paro femenina al 19,07%, casi 4 puntos porcentuales más que en 2008. Aún así, las mujeres han sido menos perjudicadas por el desempleo que los hombres, pues durante el año pasado, el número de hombres en paro creció casi el doble que el de las mujeres, registrándose 703.000 hombres nuevos en paro (un 41,7% interanual más) frente a 415.00 mujeres (un 27,3% interanual más).

Los servicios ha sido el sector que más ha empleado a mujeres, ocupando a un 87,5% del total (7.180.800). Pero al mismo tiempo, también ha sido el que más paradas ha registrado, habiendo dejado sin empleo en 2009 a 135.400 mujeres (un 19,8% más que en 2008). No obstante, el grupo de paradas mayoritario es el que busca su primer empleo o ha dejado
su trabajo hace más de un año. Entre este colectivo se encuentran 277.900 desempleadas más (un 42,6% interanual más), hasta alcanzar las 930.900 mujeres. Por edades, el paro no se ha cebado con un grupo en concreto sino que ha afectado a
todas proporcionalmente con la misma intensidad, en torno a un 30%; excepto en el caso de las mujeres de 16 a 19 años cuyo número de paradas ha descendido un 16,7% interanual. Esta caída del paro entre las más jóvenes proviene del efecto desánimo por encontrar un empleo, lo que ha provocado que muchas de ellas hayan dejado su situación de desempleadas
y regresado a sus estudios.

Por último, el número de mujeres que lleva de un año a dos en paro se ha duplicado hasta elevarse a 421.500 personas, al mismo tiempo que las que ya superan los dos años en situación de desempleo también se han multiplicado por dos hasta rebasar las 290.000. Peor aún es el paro de larga duración que sufren los hombres: los hombres que llevan en paro de un
año a dos se han triplicado en los últimos doce meses, hasta alcanzar los 564.300 desempleados, mientras que los que llevan más de dos años se ha duplicado hasta los 216.800 hombres.


Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner