www.portalparados.es

Nº Parados 20/07/2018

SEPE
3162162
EPA
3796100

Nº Parados 20/07/2018

SEPE
3162162
EPA
3796100
cursosbanner

El Santander facilitará el pago de la hipoteca a los parados y a aquellos clientes de la entidad que sufran un importante descenso de ingresos a partir del próximo mes de agosto y a través de una moratoria de tres años sobre el capital, según ha anunciado el consejero delegado del banco, Alfredo Sáenz, en la presentación de los resultados semestrales del banco.  

Sáenz explicó que esta actuación se inscribe en la intención del Santander de contribuir a aliviar las dificultades de determinados segmentos de población a la hora de hacer frente al pago de su hipoteca en el actual contexto de crisis económica.



Según sus cálculos, la medida puede llegar a reducir la letra mensual de la hipoteca a la mitad en el caso de un préstamo sobre una vivienda habitual de 125.000 euros a un plazo de 25 años y un diferencial de Euríbor más 0,7%.

Según ha explicado el consejero delegado de la entidad, Alfredo Sáenz, el principal no abonado que van a ir acumulando en el periodo de carencia lo van a pagar en los tres años siguientes al último de la hipoteca. A modo de ejemplo, el directivo ha añadido que sobre un crédito tipo de 120.000 euros a 25 años con un interés de 0,70 puntos sobre el euríbor y que supone una letra de 600 euros al mes, con la moratoria la cuota se quedaría en más o menos la mitad, unos 306 euros.

Además, Sáenz ha matizado que, aunque la medida entra en vigor el 1 de agosto, negociarán con sus clientes que de forma previa ya están en situación de desempleo en caso de que haya riesgo de entrar en mora o ya estén retrasados en sus pagos. En cuanto al impacto que tendrá la moratoria, el consejero delegado ha admitido que no han realizado los cálculos y que, por tanto, desconocen tanto el número de posibles beneficiarios como el coste que les va a suponer. Los créditos que se acojan a la moratoria, ha explicado Sáenz, no serán considerados morosos aunque sí podrían entrar en el apartado de subestándar -calificación que implica algún tipo de riesgo-, lo que obligaría a la entidad a provisionarlos.

Junto a esta medida, Sáenz ha anunciado que el banco va a buscar trabajo a 2.500 jóvenes universitarios que están en paro en pequeñas empresas que sean clientes. El empleo se prolongará durante tres meses y tendrán una remuneración de 600 euros mensuales que sufragará el Santander. Además, el año que viene va a hacer lo mismo con 2.500 desempleados más. Sánez ha avanzado que confían en que del total de 5.000 beneficiarios, un 50% se quede trabajando en la pyme.

El consejero ha explicado que el banco va a llevar a cabo esta media a través de un acuerdo con las universidades con las que ya trabaja en el programa Universia. El reclutamiento se realizará a partir de septiembre.


Boletín de noticias: te ofrecemos la posibilidad de estar al tanto de las novedades que te ofrecemos desde las secciones informativas. Pulsa aquí para registrarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cursosbanner