spot_img

Descubierta una red que hacía contratos de trabajo falsos para cobrar el subsidio

En total se ha constatado que, hasta el momento, el fraude al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), dependiente del Ministerio de Trabajo, asciende a 440.000 euros.

 

Junto al empresario arrestado en el barrio de Las Seiscientas de la capital, se han detenido a otras 64 personas, falsos trabajadores de su empresa, que simulaban una relación laboral para generar los requisitos legales que les condujeran al subsidio de 426 euros mensuales por desempleo, y a los que se les imputa delitos de defraudación tributaria y falsedad.

 

El arrestado percibía 300 euros por expedir esos documentos laborales, además de las cuotas mensuales a la Seguridad Social que cada falso trabajador le abonaba y que él nunca ingresaba en la Tesorería General.

 

Paralelamente, esta persona también contrataba a ciudadanos extranjeros, previo pago de cantidades que oscilaban entre los 250 y 300 euros, para regularizar su situación administrativa en nuestro país.

 

Hay 23 personas detenidas en Albacete y 11 en el municipio de Hellín; 7 en Vera (Almería); otros 3 en Calasparra, 1 en Cieza, 2 en Alcantarilla y 1 en Totana, todas localidades de Murcia.

 

Además han sido detenidas 3 personas en Béas de Segura y 3 en Linares, en la provincia de Jaén y 6 en Novelda y 5 en Elche, en Alicante. A todos ellos se les imputan delitos de defraudación tributaria y falsedad.

 

La operación destapó que en los últimos cinco años la citada empresa había contratado a 81 personas, algunas de ellas residían a más de 300 kilómetros del supuesto centro de trabajo.

 

Los falsos trabajadores eran contratados para diversos servicios;las mujeres principalmente como personal de limpieza de oficinas, hoteles o camareras de pisos, y los hombres en oficios como peones de la construcción de edificios o trabajadores en hormigón armado, encofradores, ferrallistas y asimilados.

 

La mayoría de estos contratos laborales habían generado a sus titulares el derecho a percibir las prestaciones de subsidio por desempleo, aunque los investigadores comprobaron que en ese tiempo no se había tramitado ninguna licencia de obra mayor o menor,y otra prestación de servicios.

 

Además de esta prueba, la sede de la supuesta empresa, que coincide con el domicilio del detenido, carecía de herramienta o útiles indispensables para la actividad de la misma, ya que el objetivo social de la sociedad del falso empresario era la construcción completa, reparación y conservación de edificaciones, compraventa o el arrendamiento de bienes inmuebles.

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Déjenos su comentario
Por favor introduzca su nombre aquí

Nuestras RRSS

73,264FansMe gusta
80,520SeguidoresSeguir

últimos artículos

You cannot copy content of this page